Durante el reciente E3 de 2018, Nintendo daba la sorpresa anunciando la disponibilidad inmediata de Hollow Knight , el título de Team Cherry que llegó a Steam y GOG hace ya más de un año y que pareció pasar desapercibido entre la prensa, no así entre el público. Con motivo de este lanzamiento, nos disponemos a tratar de rendir pleitesía a una de las obras más ambiciosas y bien ejecutadas dentro del panorama independiente internacional.

La búsqueda por la salvación de Hallownest

Hollow Knight es un juego de aquellos llamados metroidvania, es decir, es la perfecta comunión entre la exploración no lineal con las plataformas puras. En esta ocasión, no nos vamos a encontrar ni un planeta inexplorado, ni un castillo surgido entre las tinieblas de un eclipse. Hollow Knight nos sitúa en el mundo de los insectos, pero no en un rincón cualquiera, sino en uno muy especial, el reino de Hallownest, fundado por un rey pálido hace generaciones y que ahora se encuentra en ruinas.

Es en este estado del reino cuando aparecemos nosotros, el Caballero, una criatura que se siente atraída por las entrañas de estas tierras y debe adentrarse en sus profundidades armado con su viejo aguijón. Poco a poco iremos explorando el muy extenso territorio del reino e incluso visitaremos comunidades adyacentes que no quieren saber nada de nuestros problemas, consiguiendo habilidades nuevas, conociendo nuevos amigos, enfrentando a extrañas criaturas y tratando de desentrañar todos los secretos que se ocultan entre todas las civilizaciones perdidas en el declive del reino.

Hallownest es un reino bello y triste a partes iguales. Desde el tranquilo pueblo de Boca Sucia cercano a la superficie, hasta lo más oscuro de la guarida de las arañas en el Nido Profundo, encontraremos localizaciones muy bellas, con muchos contrastes, que nos contarán algo simplemente por su estado. Esta belleza viene además por un apartado artístico soberbio, con unos sprites 2D en alta definición con un estilo simple pero tremendamente efectivo. A la hora del diseño gráfico, no han dado puntada sin hilo y han sabido dar al juego un carisma y una personalidad inigualables.

En los rincones de Hallownest encontraremos todo tipo de personajes. Aquí tenemos al Cazador, que nos dará el diario donde recopilaremos los enemigos vencidos.

 

Como buen hijo de Metroid, las paredes de los laberintos estarán plagadas de secretos, atajos, o incluso de zonas completamente nuevas a las que no podríamos acceder sin tratar de experimentar un poco con nuestras posibilidades. En Hollow Knight merece mucho la pena golpear esa pared que no parece llevar a ninguna parte, o estar atento al suelo que cruje a nuestro paso. Nunca sabes que podrías encontrar explorando.

Y hablando de explorar

Desde Team Cherry quisieron que fuera la principal baza del juego. Nosotros estamos perdidos, no sabemos nada de la zona. No tenemos un mapa y no podemos ir dibujándolo mientras andamos, pues bastante trabajo tiene el Caballero enfrentándose a los insectos huecos que vagan sin rumbo por los túneles del reino como para andar dibujando. Para conseguir estos mapas tendremos que explorar para encontrar al cartógrafo, Cornifex, que es en sí mismo una de las recompensas más gratificantes a la hora de adentrarse en una zona nueva. Y aun así, los mapas que obtendremos no estarán completos, simplemente nos estarán dando una base en la que, ahora sí, podremos actualizar nuestros avances cada vez que lleguemos a los bancos, nuestros puntos de descanso.

Nos encontraremos sitios tan bellos como esta cueva plagada de cristales.

 

En general, esta va a ser la tónica general del juego. ¿Quieres nuevas habilidades? Explora, no están a la vista. ¿Quieres nuevo equipo? Explora. ¿Quieres avanzar? Explora, explora, y explora. Tal vez haya momentos donde nos encontremos difusos, sin saber a donde dirigirnos, pero la solución a todo siempre va a pasar por coger nuestro arma y adentrarnos por los rincones inexplorados, en la búsqueda del siguiente paso. Además, al contrario que otros juegos del género, este paso no es fijo, por lo general, tendremos varias posibilidades para avanzar de forma que al final nuestra aventura será nuestra, y de nadie más. Quizá perdamos conversaciones, o alguna interacción interesante entre NPCs, pero siempre seremos nosotros quienes determinen nuestro rumbo.

Aquí mi aguijón, aquí mi capa

El combate de Hollow Knight es uno de sus elementos definitorios. Team Cherry vuelve a los orígenes del género y descarta por completo la progresión RPG que otros títulos, como la saga Castlevania, decidieron aplicar al esquema de exploración y plataformas.

Todo lo que pase en Hollow Knight depende de nuestra pericia a los mandos, no hay atajos posibles. No puedes tratar de ir sobrenivelado a un combate, porque la única mejora que puedes conseguir pasa por conseguir las mejoras de aguijón, nuevos hechizos, o nuevos amuletos, opciones que todas ellas pasan por explorar y superar combates que seguramente sean más complicados que aquel que intentamos trampear con farmeo.

No hay atajos, todo nuestro avance dependerá en última instancia de nuestra habilidad con el aguijón.

 

Nuestro éxito va ligado a que aprendamos patrones, seamos precisos con nuestras órdenes, y sepamos lo que estamos haciendo. En otras palabras, la curva de dificultad es simple y llanamente perfecta. El juego no nos va a quitar nada, pero tampoco nos lo regala, somos nosotros, un aguijón, y nuestras manos para guiarlo.

Cuando crees que Hollow Knight no te puede sorprender…

Hollow Knight es un juego largo. Sin duda es de los más extensos dentro de su género, lo cual es un peligro, porque se corre el riesgo de caer en la rutina de juego. Sin embargo, el diseño del mapeado es brillante, y no solo de rebuscar pasajes o zurrarnos con moscardones vive, pues como hemos dicho, este género bebe de los plataformas, y de qué plataformas estamos hablando.

Hay secciones de juego donde Team Cherry coge el disfraz de Shigeru Miyamoto y diseña entornos donde el salto y habilidades relacionadas lo son todo, creando desafíos a nuestra coordinación mano-ojo que harán las delicias de aquellos aficionados a los juegos puramente técnicos.

Inserte risa maníaca por no admitir el elevado número de intentos en este desafío opcional, la Senda del Dolor. Sí, aquí toca ir hacia arriba.

 

Espinas, trampillas, cuchillas, rebotes… son muchas las mecánicas que conforman la totalidad de los desafíos plataformeros en Hollow Knight, que llegan a su punto álgido en una de las zonas opcionales, necesaria para obtener dos de los finales del juego, y que no tienen nada que envidiar a los mastodontes de los desafíos como Super Meat Boy o el reciente Celeste.

Y entonces llegaron los artistas circenses

Hollow Knight fue un título financiado a través del micromecenazgo. Entre algunas de las metas, se encontraba el desarrollo de tres expansiones de contenido totalmente gratuitas. Bien, pues esas tres expansiones pasaron a ser cuatro, de las cuales ya tenemos tres, que han sido incluídas directamente en la versión que nos ha llegado a Nintendo Switch.

Estas tres expansiones son Lifeblood, Hidden Dreams, y The Grimm Troupe. Las dos primeras se centraron más en arreglar contenido existente, perfilando mejor algunos jefes que quedaron algo cojos en su día, añadiendo un par de amuletos y combates extra, sin añadir nada de excesivo calado.

Grimm no nos pondrá las cosas nada fáciles.

 

Sin embargo, The Grimm Troupe es una expansión con todas las letras. Aquí Team Cherry nos abofetea fuertemente cuando pensábamos que la ambientación del juego base ya era buena, y nos ofrece la presencia de un nuevo grupo de personajes, Grimm y su troupe circense, que se dedica a vagar por los distintos reinos de insectos, allá donde son convocados a través de una antorcha de un vívido color escarlata, y donde realizarán un extraño ritual para poder seguir vagando por el mundo.

Los nuevos tonos, enfrentamientos, e historia que añaden con esta expansión son excelentes, y nos dejan con la boca abierta esperando la futura expansión final, Gods & Glory, que pudimos ver en el E3 y consistirá en un elaborado boss rush donde encontraremos jefes viejos y nuevos, así como de otra campaña adicional en desarrollo en la que manejaremos a Hornet, uno de los personajes vitales en el desarrollo de la historia.

Las influencias ayudan a construir reinos

Cuando uno se encuentra a los mandos de Hollow Knight puede identificar dos influencias principales, por las que se podría definir todo el juego de una forma hipersimplificada y aun así precisa.

Como ya hemos dicho, Metroid es probablemente su inspiración mecánica principal. Al igual que en las aventuras de Samus Aran, nos moveremos por un entorno bidimensional buscando mejoras de nuestro equipo, nuevas zonas, y el siguiente enemigo al que derrotar.

Sin embargo, en 2009 se empezó a germinar cierta saga que trataba de aplicar algunos de dichos conceptos, junto con una narrativa implícita que requiere al jugador ser parte activa en su entendimiento, una ambientación deprimente basada en la ruina que sucede a la antigua gloria resplandeciente, y unas mecánicas en las que la muerte forma parte del desarrollo y puede ser realmente punitiva.

Sí, la otra gran influencia de Hollow Knight es la saga Souls de From Software. Desde el mismo nombre (los Hollows de Dark Souls son muy similares en concepto a los enemigos que nos encontramos en Hallownest, seres que han perdido su capacidad de raciocinio y simplemente atacan a todo lo que se cruzan) podemos percibir la fuerza con la que Hidetaka Miyazaki consiguió inspirar las mentes de los miembros de Team Cherry. Tanto la forma de contar la historia del Rey Pálido, el Hollow Knight, y los Soñadores, como la simple mecánica de morir y dejar una marca donde están todas nuestras ganancias previas a nuestro fracaso (aunque en esta ocasión la marca sea activa y debamos derrotarla para recuperar nuestro dinero) son otras muestras de esta influencia.

El Hollow Knight nos espera en algún lugar de Hallownest

 

¿Qué decir? Team Cherry ha engendrado una criatura mezclando a las dos sagas que más premian la exploración del jugador, lo ha aderezado con un saber hacer exquisito, y ha terminado de rematarlo todo ofreciendo un producto más que completo.

¿Qué significa Hollow Knight para la industria?

Voy a ser sincero, no esperaba encontrar un juego de este calibre. Hollow Knight es un juego que viene de un terreno como es el micromecenazgo que ya ha creado suficientes polémicas con obras estrelladas como Mighty Nº9 y otras que no tenemos muy claro cuando van a salir como Bloodstained Ritual of the Night o Shenmue III.

Pertenece a un género que ha sido ya muy manoseado no sólo por grandes desarrolladoras como Nintendo o Konami, sino que es prácticamente la estrella dentro de los géneros de las desarrolladoras indies. No sólo es un género manoseado, sino que además tiene exponentes muy grandes y muy reconocibles como Super Metroid, Castlevania Symphony of the Night, LaMulana…

Es un juego que tenía todo a favor para gustarme, sí, pero todo en contra para sorprenderme y calar como lo ha hecho. Considero que Hollow Knight es posiblemente uno de los mejores videojuegos del siglo XXI y que desgraciadamente ha llegado tarde a la fiesta.

Hollow Knight necesita que nosotros, los jugadores, inundemos la red con el boca a boca porque es un juego que merece no ya triunfar, sino que merece un puesto entre los grandes de la historia. Pocos, muy pocos juegos pueden presumir de hacer lo que pretenden mejor que éste. Me cuesta mucho pensar en algún defecto a destacar del juego que, si lo dijera en voz alta, no me hiciera parecer un idiota pedante y presuntuoso.

Es por todo esto que considero que Hollow Knight se merece la más alta de las calificaciones que yo puedo otorgar. Es un juego que en el futuro debería observarse como referente en el desarrollo de videojuegos. Tanto como en calidad de diseño, como en optimización de recursos -Team Cherry es un estudio pequeño, muy pequeño, con sólo dos empleados fijos-, o en como mantener a los jugadores atrapados en tu juego sin necesidad de prácticas de dudoso honor que sólo busquen tu bolsillo.

Si además se añade que el port a Nintendo Switch es una versión impoluta del original, que corre como la seda y se ve estupendamente en modo portátil… Simplemente, si tenéis esta consola o un PC que pueda moverlo, no sé como seguís leyendo en vez de correr a jugarlo. Además, si os quedáis atascados en algún punto del juego, podéis utilizar nuestra fantástica guía.


Este análisis ha sido realizado con una copia cedida por Team Cherry