Aunque hace poco salió a la luz Two Point Hospital, no os penséis que el género de la gestión se va a detener ahí. Llega Megaquarium, para todos los amantes del género y sobre todo de las criaturas acuáticas. Los creadores detrás del título que nos ocupa son Twice Circled, una desarrolladora que no es nueva en esto de la gestión, pues ya han desarrollado el aceptable Big Pharma, un título centrado en la construcción una farmacéutica y la investigación sobre enfermedades.

Megaquarium  es un juego de gestión que hace gala de un tema no explorado hasta el momento, la gestión de un acuario público, para intentar sorprender al jugador. Y conmigo lo han conseguido. Nunca imaginé que el mundo marino pudiera llegar a interesarme tanto. El título por ahora solamente tiene modo campaña, que aunque pueda sonar interesante son simplemente varios escenarios uno de tras de otro. Cada vez son más difíciles, hasta el punto de llegar a desesperar, como ya explicaré más adelante.

Las mecánicas son variadas, divertidas y están muy bien integradas. Tenemos que conseguir puntos de prestigio, a los cuales accedemos haciendo nuevos acuarios con diferentes criaturas y accesorios. Además de eso, para desbloquear nuevos animales u objetos necesitamos recolectar también puntos de ecología y ciencia. Construir y decorar tanques es a lo que más tiempo dedicaremos en Megaquarium, pero también tenemos que mantenerlos limpios y calientes (o fríos cuando se requiera). Administrar los calentadores, filtradores y demás aparatos es otro importante trabajo en Megaquarium. Las misiones que el juego te encarga consisten en subir de nivel, construir un tipo específico de tanque, convertir al acuario en rentable o tener un número determinado de visitantes durante un tiempo marcado. Retos interesantes, que hacen al juego aún más divertido. Además también disponemos de un completo y funcional tutorial que nos explica todos y cada uno de los tejemanejes del título. Solo por el tutorial ya merece la pena Megaquarium, da gusto aprender junto a él.

La cantidad de animales os sorprenderá; no solo hay peces, también podemos darle cobijo a estrellas de mar, cangrejos, medusas e incluso todo tipo de corales. Por supuesto podemos combinar todas estas criaturas, pero siempre teniendo cuidado. Cada uno de los animales tiene varias características definidas. Por ejemplo, algunos animales tienen que ir en grupo y necesitan agua caliente para vivir; otras criaturas necesitan luz adicional pero son más frioleras. Otras necesitan tanques grandes dado que tienen que nadar mucho para estar saludables y otros simplemente se comen a sus congéneres más pequeños. Esto es una simple muestra de todas las características que tienen los animales. Por supuesto muchos de ellos tienen múltiples particularidades, y hacer que varios animales convivan en un solo acuario requiere de mucha dedicación y pacienciaTambién tenemos todo tipo de estructuras para decorar el acuario. No me refiero a los interiores de las peceras, sino a objetos de decoración como un ancla, palmeras y otros. No son fundamentales pero aportan aún más variedad.

Sin embargo hay problemas que empañan el resultado final. Los menús son mejorables; las fotos de los animales son demasiado pequeñas, y usar el nombre solamente da lugar a confusiones. El menú necesita ser, en general más funcional, pero al menos es limpio y vistoso. Las herramientas de arrastre también tienen que mejorar, ya que hay que mover las paredes de una en una. Un fallo menor pero que te hace perder bastante tiempo a la larga. Por último, el fallo más grande lo he descubierto en una de las misiones. En ella no tienes acceso a muchas criaturas, y tienes que comprarlas a través del menú; por esta razón son limitadas, y si por algún fallo se mueren (cosa normal cuando tu acuario tiene muchas peceras) no puedes acceder más a ellos. Y dado que esas criaturas son las que más puntos proporcionan, a veces resulta imposible finalizar con éxito la misión.

Siendo cuidadoso y con paciencia estos fallos resultan ser menores, así que tampoco os preocupéis por ellos. Megaquarium es divertidísimo y estos descuidos seguramente vayan siendo corregidos poco a poco cuando el juego salga a la luz. Otro fallo más importante que espero que también se vea solucionado es la falta de un modo libre. Ya he comentado por ahora que la campaña está bien desarrollada, pero en todo juego de gestión hace falta un modo libre donde se pueda trastear y ver las opciones.

También considero importante destacar que Megaquarium tiene un resultón modo en primera persona. Aunque los personajes tienen unos acabados demasiado simples,no ocurre lo mismo con las criaturas, las estrellas del lugar. A pesar de la baja resolución de las texturas, su modelado es increíble y es un verdadero placer pasearse entre las creaciones de tu acuario.

Visualmente el título tiene los problemas que ya he mencionado en el párrafo anterior, pero en términos generales es un juego bonito y limpio, algo realmente importante en los juegos de gestión. Por su parte, el rendimiento es estupendo aún a velocidades muy altas. La música es otro punto a mejorar; los temas que suenan son buenos y casan muy bien con el juego, pero hay demasiado pocos. Espero que con el estreno añadan algunas más, le vendría estupendamente.

En resumen, Megaquarium es un título a tener en cuenta. Si estáis hartos de los juegos con las mismas temáticas de siempre, haceos con él, pues mientras os divertís aprenderéis muchos sobre criaturas marinas. Con una dificultad ajustada, una vasta variedad de situaciones y unas misiones bien desarrolladas, Megaquarium es un juego a tener en cuenta a todo fan del género (o de los peces).

 

 


Este análisis ha sido realizado mediante una copia cedida por Evolve PR