La Navidad para los aficionados a los videojuegos está a la vuelta de la esquina. Un año más, la llegada de estas fechas, y la celebración del E3, convierten las primeras semanas del mes de junio en unos días llenos de ilusión, magia, hype y expectación.

Lejos quedan eso sí, aquellas ediciones en que todo lo que veíamos eran sorpresas que nadie imaginaba. La llegada de Internet, las redes sociales y los medios de comunicación especializados han aumentado el número de filtraciones y rumores, por lo que pocas son ya las bombas que se anuncian en la feria.

Aun así, incluso con la batería de rumores y anuncios que venimos leyendo durante las últimas semanas, siempre queda sitio para las sorpresas, y estamos seguros de que todas las compañías habrán guardado en su chistera algunos trucos que desvelarán en sus conferencias.

Comenzamos aquí una serie de reportajes en los que intentaremos desgranar qué podemos esperar de cada uno de los fabricantes de consolas en este E3, así como del resto de desarrolladoras.

Microsoft en el E3 2018

Comenzamos este repaso previo al E3, con la más madrugadora de las grandes, Microsoft. Nadie imaginaba en 2014, con la llegada de Satya Nadella a su dirección ejecutiva, que la compañía iba a dar un giro tan drástico en toda su estrategia e imagen de marca. Desprenderse de la división de móviles, depender menos de la venta de licencias de Windows u Office, dar un giro hacia los servicios en la nube o la inteligencia artificial, o la compra de LinkedIn, parecían una apuesta muy arriesgada para una empresa que daba más una imagen de elefante pesado y torpe que no de compañía moderna e innovadora.

Pero el tiempo le ha dado la razón a Nadella, y las últimas cifras dadas por la compañía la ponen en el mejor momento de sus más de 40 años de historia, superando en valor a Google para colocarse en tercera posición acercándose a Amazon y Apple, líderes mundiales en valoración bursátil.

La división de entretenimiento no ha sido ajena a este cambio de rumbo, y a pesar de quizás no vemos los números estratosféricos que sí tienen Azure u Office 365, las cifras son muy positivas, con unas ventas que, como es habitual en la compañía, no han querido desvelar pero que les han reportado un aumento de los beneficios, y con un Xbox Live que ya alcanza los 59 millones de usuarios activos.

conferencia microsoft e3 2017

Llegados a este punto, ¿por qué no trasladar la estrategia global de la compañía a la división Xbox? Uno de los rumores más potentes que hemos escuchado en las últimas semanas apunta a que Game Pass, el servicio de juegos “a lo Netflix” de Xbox One, podría verse potenciado todavía más, fusionándose con Xbox Live Gold, y convirtiéndose en el servicio de juegos bajo demanda más potente y con más usuarios dentro del sector.

Microsoft ya anunció hace unos meses que, de ahora en adelante, todos sus títulos exclusivos se incluirían dentro de Game Pass el mismo día de lanzamiento, y es de esperar que en caso de querer dar a este servicio el impulso definitivo, lleguen a acuerdos con third parties para que estas hagan lo propio con sus títulos más destacados. Un paso que tendría toda la lógica del mundo viendo antecedentes como Xbox Play Anywhere, y que supondría un cambio de paradigma dentro del sector.

En todo caso, no todo es de color de rosa en Microsoft, y menos para los poseedores de su consola. La falta de títulos exclusivos, el poco éxito de los últimos lanzamientos (State of Decay 2 o Sea of Thieves, sus grandes apuestas para este año, no han sido el éxito de ventas ni de crítica que los que tenemos Xbox One deseábamos), o el abandono por parte de algunas compañías japonesas, que prefieren lanzar títulos importantes en PlayStation 4 y no en la consola de Microsoft, junto con algunas cancelaciones y retrasos de juegos muy esperados, hacen que la opinión generalizada dentro del sector es que Xbox One es la consola menos “necesaria” de las tres de esta generación.

Microsoft ha prometido un E3 muy potente, como es habitual en la compañía, y para ello ha decidido trasladarse desde el lugar habitual en que se ubicaba en el E3 desde hace 18 años hasta su propio recinto, el Microsoft Theater, en el que dispondrá del mayor espacio que jamás hayan tenido en la feria. Además, su conferencia también tendrá una duración mayor de lo habitual, pasando de 90 a 120 minutos, por lo que es de prever que habrá un buen número de novedades.

Entre estos posibles anuncios, pueden estar nuevas entregas de sus sagas emblemáticas, como Halo, Gears of War (del que se rumorea que se podrían anunciar hasta 3 títulos) o Forza Horizon. Juegos que, salvo hecatombe, asesorarán la calidad habitual, pero que en los últimos años han perdido parte de la expectación que generaban entre sus seguidores. Halo, la que es seguramente su franquicia más conocida y valorada, y que antaño hacía vender muchas consolas, ha tenido un bajón de calidad desde que Bungie dejó de encargarse de ella, y 343 tiene en sus manos la que es quizás la última oportunidad para volver a poner a la saga en lo más alto.

haalo 6 e3 2018 microsoft

Gears of War 4 fue un juego de indiscutible calidad, espectacular y técnicamente soberbio, pero quizás habría que ir pensando en darle un vuelco a la saga, que se ha quedado anclada jugablemente y que sigue teniendo los mismos patrones desde hace muchos años. Entre estos tres títulos rumoreados, se habla de un RTS al estilo Halo Wars y de un battle royale, el género de moda y del que seguramente veremos más anuncios en la feria.

En cuanto a Horizon, seguramente sorprenda como sus 3 anteriores entregas con su exquisita jugabilidad y su ingente cantidad de contenido. El nuevo escenario rumoreado, Japón, parece perfecto para seguir con la tónica ascendente de esta subsaga que, para muchos, supera en calidad a su hermana mayor, y cuya tercera entrega está considerada por muchos, entre los que me incluyo, como el mejor juego de coches de la generación.

Si dejamos estas tres IPs a un lado, nos encontramos con un Crackdown 3 del que hace muchos meses que no sabemos nada, y Ori and the Will of the Wisps, secuela del fantástico juego que maravilló a todos hace un par de años, pero que no deja de pertenecer a un género menor que no acostumbra a mover hardware.

En los últimos días ha cobrado fuerza también el anuncio de un nuevo Perfect Dark, el juego con el que Rare revolucionó hace muchos años el panorama de los FPS de consola. Si bien es cierto que su secuela, lanzada muy al principio de la generación de Xbox 360, no estuvo a la altura de su antecesor, las expectativas en caso de que se anunciase un nuevo Perfect Dark serían muy altas, y sería uno de los bombazos del E3. Y siguiendo con Rare, en cada E3 vuelven los rumores de anuncios de nuevas entregas de Battletoads, Conker o Banjo, por lo que habrá que ver con qué nos sorprende la compañía británica, que seguramente también esté ocupada creando nuevo contenido para Sea of Thieves.

Tiene deberes Microsoft, pues no son muchas precisamente las IPs propias que puedan generar expectación entre sus seguidores. Teniendo además la consola más potente del mercado, es de suponer que en Redmond quieran demostrarlo presentando títulos potentes que nos hagan ver que solo son posibles en Xbox One X, y dejando claro que, a nivel técnico, nada hay que acerque a su potencia.

Recordad que podréis seguir la conferencia de Microsoft el próximo lunes día 10 a las 19 de la noche hora española a través del streaming y el chat que habilitaremos durante estos días, que esperamos estén llenos de grandes anuncios y sorpresas. También podréis seguirnos en Twitter, utilizando el hashtag #E332018, para estar al día de todo lo que va a dar de sí este E3 que, para nosotros, será muy especial.