Dicen que, cuando uno experimenta un episodio paranormal, el primer síntoma es sentir ese frío que nos deja prácticamente paralizados. Tenjet Games parece saberlo muy bien y está dispuesto a lograr que nos quedemos helados. El estudio madrileño se encuentra inmerso en el desarrollo de Khion I: No Return, una aventura de terror que apuesta por valorar nuestra temperatura corporal como una de sus mecánicas principales, llegando a influir directamente en el devenir de nuestro progreso.

Khion I era el nombre de una operación que no acabó demasiado bien. Por alguna razón que desconocemos, nuestro protagonista, Jonesy, ha logrado sobrevivir al accidente. En principio, todo apunta a que somos el único ser humano restante en la estación, aunque eso no quiere decir que seamos los únicos que se encuentran en ella…

Una serie de criaturas de amenazador aspecto y que no parecen estar mermadas por la temperatura glaciar en la que ha quedado sumiso el complejo campan a sus anchas por el lugar. En condiciones normales, una persona cuerda desearía huir y no saber nada de ellas, aunque Jonesy es diferente; pretende descubrir qué son y de dónde han salido.

Yo preferiría no saber qué son estas cosas

 

En Khion I: No Returns debemos investigar la estación, sobrevivir a base de los escasos recursos que logremos encontrar y escondernos de estas criaturas cada vez que nos percatemos de su presencia. Todo ello condicionado a nuestra temperatura corporal, algo que según Tenjet Games, se perfila como un elemento fundamental en lo que a mecánicas jugables se refiere. Sin ir más lejos, habrá ocasiones en las que el principal objetivo no será otro que encontrar un punto de calor en el que aumentar nuestra temperatura corporal. Sinceramente, si me pongo en la piel de Joseny, claro que me daría miedo morir a manos de una de esas criaturas, aunque hacerlo congelado en mitad de un oscuro pasillo tampoco es que me haga especial ilusión.

El estudio, formado por 16 personas, hace hincapié en su intención de hacer destacar entre las propuestas similares que llevamos viendo estos años. Trabajan concienzudamente en la IA enemiga, con la  intención de ofrecernos una gran variedad de situaciones que vayan más allá del típico susto inesperado. Escondernos, tender trampas a nuestro enemigo e incluso plantarle cara si tenemos la fortuna de encontrar algún arma son algunos de los elementos clave en este «pilla-pilla» protagonizado por el frío.

Nos esforzamos día a día para sacar este proyecto adelante. Queremos llegar a la gente y hacer que disfruten con nuestro trabajo tanto como hemos desfrutado nosotros a lo largo de nuestra vida. Pero ahora es nuestro momento, Khion I: No Return está en desarrollo, y va a dar mucho de qué hablar

 

Tenjet Games