La segunda fase de la Overwatch League se inicia con un nuevo parche que se ha convertido en uno de los más importantes en la historia de Overwatch. Los ajustes en el balanceo de héroes afectan a gran parte del repertorio y además llega Baptiste, el héroe número 30. Con tantos cambios, la jornada ha dado lugar a la experimentación y a partidos donde nadie sabía donde ubicarse, si bien es cierto que más de la mitad del tiempo se imponía el conservadurismo. Los equipos llevan meses practicando y perfeccionando la formación GOATS, de forma que dicha estrategia no va a desaparecer de la noche a la mañana. No obstante, el cambio de meta parece inevitable, de forma que la semana nos dejó con muchas ganas de que empiece ya la siguiente para continuar disfrutando de este periodo de luna de miel donde no hay nada establecido ni nadie que diga cual es la forma óptima de jugar a Overwatch.

Philadelphia Fusion 0 – 4 New York Excelsior

A pesar del buen balance que llevaban a la llegada de este partido, Philadelphia es de los primeros equipos interesados en un cambio de meta y por ello salieron con formaciones diferentes desde el inicio. Sin embargo, tras unos tímidos intentos tiraron la toalla y se dedicaron a imitar la composición de New York. Por una parte, Excelsior continuo con el ritmo dominante que le ha llevado a ser invicto en la primera fase y por otra Fusion demostró que sigue perdido en el estado actual de Overwatch. Cada vez es más difícil de creer la candidatura de Carpe a MVP si sigue jugando Zarya, Sado incrementó todavía más su número de muertes por batalla y Elk salió tras el descanso a sustituir al único miembro de Philadelphia que creía en la victoria.

Boston Uprising 3 – 2 Atlanta Reign

Por más veces que se repita el guion en Boston, el equipo de Huk no para de sorprendernos. Una vez más, su polémico intercambio de jugadores se confirmó como el movimiento adecuado a la vista del nuevo meta. Una vez más, sus fichajes de talentos desconocidos que tanto escepticismo levantan demostraron a estar a la altura de los mejores. Y una vez más, Boston remontó un partido perdido, culminando su victoria en la prórroga.

Quizás aburre que en Atlanta y desde la propia Overwatch League solo sepan hablar de Dafran, pero más allá de toda la excentricidad que rodea a este particular streamer, no hay dudas de que su talento es descomunal y de que, sin él, Reign ha bajado varios escalones de golpe. Tampoco ayuda el flojo debut de Babybay, que ni siquiera brilló en los mapas donde jugó DPS.

Shanghai Dragons 1 – 3 Los Angeles Gladiators

Los Dragons son el ejemplo perfecto para explicar la resistencia de los equipos a cambiar el meta. Lucieron sólidos con las formaciones GOATS que tanto tiempo llevan practicando y estuvieron completamente perdidos con las nuevas estrategias. Es difícil ubicar el potencial de Shanghai en la clasificación, pero si no se amoldan al trepidante ritmo del resto de equipos para evolucionar y mejorar, pueden quedarse cerca del último puesto que tuvieron el año pasado. Los Gladiators continuaron su racha de victorias con un Decay que quiere confirmarse como uno de los jugadores más influyentes en los resultados de las partidas.

Guangzhou Charge 0 – 4 Paris Eternal

He defendido a Guangzhou como el equipo más infravalorado de la fase 1. No obstante, voy a tener que retractarme de mis palabras si continúan tan dormidos como en esta jornada. Su capacidad de adaptación al nuevo parche estuvo ausente y jugaron como el típico equipo aficionado que no sabe que hacer hasta que se descubre un nuevo meta que copiar. Paris volvió a la senda ganadora y LHCloudy fue una auténtica sorpresa en el puesto de main tank, aunque viendo lo mal que jugó su rival, sigo dudando mucho del equipo francés.

London Spitfire 2 – 1 Florida Mayhem

Con toda la polémica que ha estallado en Florida y su inexplicable gestión con jugadores y entrenadores, cualquiera pensaría que son un auténtico caramelo para sus próximos rivales. Pero enfrente estaba un conjunto que sigue sin recuperar su identidad en el Overwatch actual. El nuevo parche incita a probar nuevas composiciones, especialmente si el meta anterior ha sido tu tumba durante tantas jornadas. London pecó de cobardía y eso que con la vuelta de Birdring a la alineación titular todos esperábamos formaciones con DPS. Al final, Spitfire se salvó por un graviton clave de Profit en el último segundo, que una semana más fue el hombre del partido para su equipo.

Washington Justice 1 – 3 Toronto Defiant

La Zarya de Corey ha sido muy criticada estos meses, pero lo cierto es que el jugador norteamericano parece que es el único que quiere ganar en este equipo de Washington. Además, cuando tuvo la oportunidad de jugar DPS, estuvo sobresaliente y demostró que merece seguir siendo titular. El otro miembro que se salva del desastre es el recién fichado Ark, que llegó a conseguir una jugada de la partida con Mercy. Por la inutilidad del resto de sus compañeros, no por méritos propios, claro. Toronto agradeció la oportunidad de jugar un partido de exhibición para calentar a su nuevo DPS Im37, que presumiblemente formará un dúo letal junto a Ivy.

Los Angeles Valiant 0 – 4 San Francisco Shock

La cara de incredulidad de Super, entre risas, ante la facilidad con la que dominaba su equipo es un buen reflejo del inexplicable rendimiento de Valiant. Ya hasta da igual a quienes pongan como titulares. Ahí pasa algo muy gordo, ya que no es normal como un equipo puede ser tan inferior y jugar con tanta parsimonia. Se pueden alinear los astros y que el próximo meta case con las preferencias de Valiant. Y también me puede tocar la lotería pasado mañana.

Los Angeles Gladiators 3 – 2 Seoul Dynasty

Es difícil no dejarse impresionar por esta versión de Dynasty que está tomando el camino de volver a la élite de aquellos dulces años de Lunatic-Hai. Sin embargo, la composición bunker de Gladiators en el segundo mapa destrozó su momentum, terminando en una ronda de desempate donde a Seoul le siguió faltando ese último empujón que diferencia a los equipos notables de los equipos sobresalientes. Y justo ahí es donde Gladiators, semana a semana, lucha por estar. Para los coreanos queda el consuelo de que Fissure sigue manteniéndose como el mejor tanque de la competición.

Florida Mayhem 1 – 3 Philadelphia Fusion

Fusion debería ser uno de los equipos que mejore exponencialmente con el nuevo parche. Lo que sigue sin cambiar es su extraña habilidad para jugar al mismo nivel que en su rival, lo que en este caso significa participar en una pelea de barro decidida por errores infantiles. Fue hasta previsible que Florida perdiese el partido de la forma más lamentable posible, con un nuevo C9 para la historia.

Toronto Defiant 2 – 3 Boston Uprising

Los próximos rivales de Boston deberían evitar a toda costa empezar ganando 2-0, pues eso significa la más que inminente remontada de los chicos de Uprising. Sí, lo volvieron a hacer. Y en esta ocasión ofrecieron un juego más sólido que en el partido anterior, dominando claramente en ciertos mapas y ofreciendo una variedad de composiciones y capacidad de adaptación que hasta ahora eran desconocidas para este conjunto. El hombre del partido fue Colourhex, que consiguió redimirse jugando por fin héroes de la categoría DPS y consiguiendo un 41% de precisión crítica con Widowmaker, lo que significa que prácticamente uno de cada dos tiros eran disparos a la cabeza. ¡Qué animal!

New York Excelsior 3 – 0 Shanghai Dragons

Un partido más igualado de lo que dice el marcador. No es que New York Excelsior cometiese errores de importancia, pero no pueden descuidar su ritmo a la hora de adaptarse a un posible meta muy diferente al actual. Cada vez son más los equipos con ganas de comerse el mundo y a la vista de sus últimos batacazos en playoffs, no pueden perder más trenes. Respecto a Shanghai, sabes que vas a tener un encuentro disputado.  Y también que lo van a perder, demostrando una vez más sus problemas a la hora de rematar su buen trabajo.

Chengdu Hunters 4 – 0 Paris Eternal

Ante los experimentos de múltiples equipos para tratar de hallar el nuevo meta, todos esperábamos este partido como agua de mayo para ver que tenía preparado el equipo más divertido de la Overwatch League. No solo superaron las expectativas, también arrasaron a un rival que nunca supo por donde le venían. El kit de habilidades de Symmetra es idóneo para la imaginación de los entrenadores de los Hunters, a quienes rogamos que sigan escribiendo estos guiones tan originales para los partidos. Ahora que los equipos usan mucho más a Wrecking Ball, los Hunters tienen una gran ventaja al ser Ameng su principal maestro.

San Francisco Shock 4 – 0 Guangzhou Charge

Los de la bahía son los que más están utilizando a Baptiste, una carta original que de momento sus rivales no han sabido hacer frente. Apostar por la originalidad tiene muchas veces esta recompensa, aunque más tarde no termine siendo la estrategia óptima. También es verdad que en líneas generales San Francisco es el mejor equipo de la liga junto a Vancouver y que sus dos rivales de esta semana están en las antípodas respecto a dicha élite. Al margen de que el calendario no esté haciendo ningún favor a Guangzhou, es preocupante lo poco preparados y entrenados que se mostraron respecto al resto de la liga.

Atlanta Reign 0 – 4 London Spitfire

Por si no fuese suficiente con la ausencia de Dafran, Atlanta tampoco contó con Daco y Dogman por enfermedad, de forma que sus opciones para el partido fueron mínimas. Es difícil lanzar un veredicto dadas las circunstancias, pero una derrota tan contundente ante un equipo que sigue muy lejos de su estado de forma óptimo es preocupante. Spitfire puede agradecer su suerte de comenzar con dos partidos tan sencillos, para seguir encontrándose en un nuevo meta que le puede venir como anillo al dedo.

Vancouver Titans 4 – 0 Hangzhou Spark

Puede que enfrentarse a los todopoderosos villanos de la competición no sea buen indicativo para analizar el rendimiento de un equipo. Aunque pasan las jornadas y uno se pregunta si Spark se va a coronar como la decepción de la temporada, con una plantilla que prometía estar en lo más alto y que desborda talento en cada partida, para terminar estrellándose en cada batalla donde nadie parece saber qué hacer. Al menos los Titans nos sacaron la sonrisa viendo a Bumper una vez más en la posición de DPS.

Washington Justice 1 – 3 Chengdu Hunters

El inicio espectacular de Chengdu prometía la enésima paliza de la jornada, pero tras el primer mapa, comenzó una locura donde ninguno de los dos equipos quería ganar. Y en este desastre se lució, como no podía ser de otro modo, el funesto conjunto de Washington, que participó en la gran hazaña de caer derrotados ante la torreta automática de Torbjörn. Tras este descalabro, todo se decidió en un último mapa donde el Dios Ameng volvió a absolvernos de nuestros pecados con nuevas e inimaginables jugadas a bordo de su querido hámster.

 

 

Power Ranking de la semana 6