Con la conclusión de la segunda fase, hemos llegado ya a la mitad de la temporada. La conclusión más obvia es el claro dominio de Vancouver y San Francisco. Cada uno se ha llevado una eliminatoria y todo parece indicar que habrá una nueva revancha en la próxima fase. Hemos visto a equipos como Shanghai o Huangzhou dar pasos adelante y escalar a los niveles de los más grandes. Pero en todo lo alto, siguen brillando Shock y Titans, con un juego inalcanzable, donde las eliminatorias son un mero entretenimiento hasta que llega la ansiada final que enfrenta a ambos conjuntos.

San Francisco Shock 3 – 1 Shanghai Dragons

Los Dragons se marcharon con la cabeza bien alta, plantando cara al equipo más en forma de la competición y haciéndolo con estrategias diferentes al meta. Incluso habrían sacado un mapa más de haber usado con mayor cabeza sus ultimates. La actuación de Dding fue prodigiosa aunque insuficiente para detener la grandeza de San Francisco. Los de la bahía demostraron una gran capacidad de concentración y no titubearon en los momentos donde la serie se complicada, haciendo gala de un espíritu ganador y dominador.

Huangzhou Spark 3 – 1 London Spitfire

Imagina elegir los mapas en función de la comodidad Gesture, que quería jugar Winston en lugar de retar a Guxue en un duelo de Reinhardts. Todo para que Guxue también te pegue un repaso escandaloso con Winston. El jugador chino mantiene un estado de forma increíble y no es nada descabellado considerarlo el mejor de su posición desde aquel mundial del año pasado donde deslumbró a toda la comunidad de Overwatch. Ahora que el conjunto de Spark está a la altura, podemos hablar de un equipo temible dispuesto a asaltar el Olimpo de la liga.

A pesar de la remontada en la clasificación que ha protagonizado el equipo londinense, este encuentro de playoffs ha sido un duro golpe de realidad donde las costuras vuelven a asomarse. Una decepción al comprobar que Spitfire sigue sin ser un aspirante serio en el meta actual.

New York Excelsior 3 – 0 Los Angeles Gladiators

Roar es un main tank muy consistente. Pero en esta Overwatch League, dicha posición cuenta con una durísima competencia. No estar al mismo nivel de gente como Mano se termina pagando caro. Poco se puede reprochar a Decay o a la pareja de supports, sin embargo, comienza a ser preocupante la actuación de Gladitars ante los rivales más duros. El calendario de la próxima fase será una auténtica prueba de fuego para ellos.

Excelsior dominó el choque a placer, sometió a los Gladiators a su ritmo pausado y ausente de errores, dieron espacio para que Jjonak se marcase sus jugadas clave y ahogaron al rival en cada mapa con su ventaja en las ultimates. Lo normal tratándose de New York, pero que esto ocurra en playoffs es una sorpresa.

Vancouver Titans 3 – 0 Dallas Fuel

Por si quedaba alguna esperanza de que Dallas protagonizase una sorpresa, Vancouver llegó para bajarnos rápidamente del cielo y destapar todas las vergüenzas de la franquicia tejana. La superioridad fue tal que los Titans ganaban sin despeinarse batallas con inferioridad numérica y se marcaban decisiones cuestionables que, de algún modo, siempre salían bien. El sencillo calendario de Dallas ha sido un regalo envenenado que no los ha preparado para todo lo que se venía encima. Los rivales que les esperan van a ser bastante más complicados y será en la tercera fase donde de verdad ubiquemos a Fuel en la clasificación. La imagen de la pasada jornada es que fue el equipo más flojo de todos estos aspirantes de playoffs.

San Francisco Shock 4 – 0 Huangzhou Spark

Antes de iniciarse los playoffs, tenía mis dudas hacia Shock por la falta de victorias ante los más grandes. Su primer examen lo pasaron con sobresaliente y se convirtieron en el equipo a batir con una victoria tan contundente en semifinales. De Spark echamos en falta un mayor atrevimiento que intentase poner en jaque a San Francisco, tal y como hizo Shanghai. No obstante, cuando tienes enfrente a un huracán de categoría 5 poco puedes responder, por no decir nada. La derrota, por dura que sea, no creo que reste méritos a la trayectoria ascendente de Huangzhou, que se ha ganado su derecho a estar entre la élite de la liga. Otro tema es que haya un nivel superior ocupado por San Francisco y Vancouver que a día de hoy es inalcanzable.

Vancouver Titans 4 – 1 New York Excelsior

Todas las dinastías terminan cayendo tarde o temprano y al principio siempre choca ver cómo ese equipo imbatible cae de forma clara ante el nuevo yeti que surge en la competición. Pero el caso de New York es especialmente agrio, ya que su rendimiento en playoffs rara vez ha estado a la altura del equipo que domina a placer en la temporada regular. Ahora ven que ni siquiera han tenido tiempo de consolidar su dinastía y de llenar la sala de trofeos. No solo uno, sino dos franquicias les acaban de pasar por encima en cuanto a tiranos. Este duelo directo fue la confirmación de la caída de un príncipe al que durante mucho tiempo consideramos un rey.

San Francisco Shock 4 – 2 Vancouver Titans

El duelo más esperado de la Overwatch League no defraudó y el nivel de ambos equipos fue altísimo, haciendo que durante múltiples ocasiones el partido pareciese propio de un juego completamente distinto. Queda la espinilla de no ver la mejor versión de Vancouver, la sensación de que los Titans se pasaron de confianza. Nunca llegaron a controlar el ritmo de partido y San Francisco exhibió una concentración y disciplina envidiables. Shock ha estado meses trabajando para ser los mejores del mundo, preparándose a consciencia el inevitable duelo entre los dos maestros de Overwatch. El esfuerzo dio sus frutos y son, por ahora, el único equipo que ha ganado a Vancouver.