El género rogue-lite lleva años en auge entre desarrolladores independientes con grandes títulos como Binding of Isaac, Rogue Legacy o el reciente Dead Cells (del cual por cierto podéis leer nuestro análisis en esta web). En el género FPS  hemos tenido al grandioso Ziggurat, de temática medieval (y de un estudio patrio ni más ni menos), pero ahí se quedó la cosa… hasta ahora. HYPERGUN es una propuesta original de NVYVE Studios, donde emplearemos una armas con accesorios tan disparatados como cabríamos esperar. El juego está a punto de salir pero nosotros hemos podido probarlo antes de su inminente lanzamiento, y os damos nuestras impresiones.

Pues nada más empezar el juego salimos de un ascensor y podemos admirar el complejo de oficinas donde nosotros, encarnando a Dewey Owens, un trabajador de DevTech Labs, tenemos como misión salvar al mundo de una invasión alienígena. Para ello se lo tenemos que demostrar a nuestro jefe a través de meternos en una sala de simulaciones e ir superando nivel tras nivel. En la demo preview pudimos probar el primer nivel el cual tenía una estructura sencilla: una instalación con estética neon y futurista cyberpunk compuesta por varias salas infestadas de alienígenas y algunas que otras zonas tranquilas como tiendas o salas con cajas de tesoro que nos dan monedas para canjear fuera de la simulación, aparte también encontramos una sala con un mapa que nos revelaba todas las salas y el contenido de estas.

La jugabilidad es sencilla: contamos con un subfusil el cual podemos ir mejorando con accesorios tan absurdos como una chincheta gigante que mejora la precisión o una pistola extra incrustada en el cañón que mejora los disparos por segundo o nos da un disparo secundario, o incluso una ballesta que multiplica nuestros disparos en horizontal. Las combinaciones son casi infinitas. También con nuestro personaje tenemos habilidades especiales como disparar más rápido durante un breve periodo de tiempo o arrojar café ardiendo a nuestros enemigos (en serio). Nuestra arma tiene munición infinita, independientemente del modo de disparo del arma. Pero si abusamos al tirar del gatillo tendremos que esperar a que la barra de munición se llene otra vez para poder seguir disparando indiscriminadamente.

Los alienígenas nos asaltarán en cada sala y son variados. Estan los estándar que atacan cuerpo a cuerpo, los francotiradores con escudo que son un auténtico incordio en salas infestadas de enemigos, los grandullones con fuerza bruta que cargan contra nosotros y nos lanzan por los aires. Por último pudimos ver a unos enemigos diminutos volando por el aire que nos acosaban constantemente. Como guinda del pastel y tras varios intentos, logramos acceder al jefe final del nivel, que era ni más ni menos que una esfera gigante con rayos que recorrían la sala de 360 grados haciéndonos saltar y correr mientras le disparábamos. No contento con eso, un “ojo” de la esfera alienígena nos acosaba tirándonos bombas que también tocaba esquivar. Tras decenas de miles de disparos, logramos derrotar al jefe y completar el nivel.

Y ahí acabó la cosa. ¿Que hay a continuación? NVYVE nos promete que tendremos muchas más localizaciones y contenido, nuevas ambientaciones sin perder la estética de simulación futurista, cientos de combinaciones de accesorios para nuestras armas y mucho más. En una semana podremos salvar al mundo de los alienígenas a base de simulaciones en la oficina durante los findes.