El estudio galleo Polygon-e Studio debuta en Nintendo Switch con CricktoGame, un título de puzles que supone un verdadero reto y se adapta a la perfección a la idiosincrasia y características de la consola de Nintendo. Veamos qué nos ofrece el juego, enfocado claramente para el público amante de este género.

 

ACCESIBILIDAD.

Lo primero que salta a la vista cuando comenzamos CricktoGame es que desde Polygon-e Studios se ha hecho un trabajo notable por adaptarlo a las características de la consola. Dispondremos de dos opciones para jugarlo, ya sea mediante los botones o con su control táctil.

Es cierto que se agradece el tener una alternativa por si se desea jugar en el modo dock, pero consideramos que el verdadero atractivo del juego está en lo bien que le sienta el carácter portátil de la consola. Y es aquí donde agradecemos el control táctil que resultará de lo más intuitivo y efectivo a la hora de hacernos con los controles. CricktoGame se presta a partidas cortas o largas, dependiendo de cada jugador, pero es indudable que su fórmula resulta muy atractiva como propuesta portátil y accesible desde cualquier lugar para sesiones reducidas. Nuestra recomendación, por tanto, es acercarse al juego desde la perspectiva portátil y táctil.

 

DIFICULTAD.

Como buen juego de puzles, nos ofrece un reto considerable que va creciendo paulatinamente a medida que resolvemos los primeros, que sirven a modo de complemento del tutorial inicial del menú principal. En su modo principal, el modo “normal”, tendremos a medio y largo plazo el suficiente reto como para dedicarle una ingente cantidad de horas si queremos superarlo. No obstante, es en su modo “deluxe” donde se nos exigirá dar el máximo para afrontar sus puzles. Sumando los dos modos, y siempre dependiendo de la habilidad -y paciencia- de cada cual, tendremos un juego al que dedicar semanas o incluso meses de nuestro tiempo para completarlo al 100%.

 

MECÁNICA.

En su modo “normal” tendremos que ubicar cada una de las piezas que se nos presentan en cada puzle en su casilla correspondiente haciendo coincidir casillas y piezas por colores. Esto, que contado así de simple parece no tener mayor misterio, se complica bastante cuando solo tenemos la posibilidad de dejar un hueco libre, que será sobre el que podamos desplazar alguna de las fichas contiguas. Además, no bastará con que las fichas estén contiguas a los huecos, sino que deberán estar conectadas a dichos huecos mediante los “caminos” que son una parte esencial para entender y dominar la mecánica del juego.

A medida que avanzamos, se van añadiendo más colores y por tanto mayor complejidad a todo el proceso. Por no decir que jugando con la disposición de cada casilla y sobre todo la conexión entre ellas con los caminos, la fórmula tiene infinitas posibilidades.

En el modo “deluxe” la mecánica se vuelve mucho más complicada, ya que deberemos considerar varios supuestos a la hora de desplazar las fichas, como que estas solo puedan circular por los caminos del mismo color si es que estos están coloreados o que algunas de ellas carezcan de color que podrán recuperar una vez que pasen por encima de la casilla gris. Esto deriva en un sinfín de ideas que nos va a generar en ocasiones cierta frustración por la complejidad de algunos puzles. Nos veremos encerrados a veces en situaciones que nos supondrán casi la obligación de reiniciar el nivel para poder reubicar nuestras ideas.

Por último, señalar que CricktoGame anota los movimientos que realizamos para superar cada puzle, pudiendo retarnos a nosotros mismos para intentar superar nuestra propia marca. También reflejará el tiempo que hemos necesitado para finalizar cada puzle, siendo otro parámetro con el que podremos jugar a la hora de buscar un mayor reto o perfeccionamiento de nuestra habilidad. Por si no tuviésemos suficiente con ambos modos, la búsqueda de las mejores marcas complementa un contenido ya de por sí bastante grande.

 

INTERFAZ Y SONIDO.

La interfaz es sencilla, directa y muy efectiva a la hora de desenvolvernos por ella, como no podría ser de otro modo. Con respecto al sonido, sí que tenemos la impresión de que se han quedado algo cortos a la hora de incluir melodías. Y es que si bien podemos seleccionar entre dos de ellas -que para nosotros y dado el carácter del juego, solo una tiene lo necesario para enfocar la partida de forma sosegada como requiere la situación- es muy importante ofrecer cierta variedad en este sentido. Se tiende en demasiadas ocasiones a cuidar poco este aspecto que en nuestra opinión es más importante de lo que parece, ya que hablamos de un género en el que solemos pasar decenas de horas y se agradece cierta variedad melódica para acompañar nuestros movimientos.

 

EN DEFINITIVA.

Polygon-e Studio se estrena en la consola de la mejor forma posible ya que ha sabido adaptar su juego a las peculiaridades y características de la consola. Además nos trae un juego cargado de contenido y una dificultad endiablada que va creciendo poco a poco y sabe enganchar al jugador. Totalmente recomendable para cualquier amante de los juegos de puzles.

 

 

Nota – Como curiosidad, os dejamos con un vídeo que muestra una característica muy original en lo que respecta a los Joy-cons y su forma de relacionarse con la interfaz del juego, jugando con los colores de los mandos.

 

 


Este análisis ha sido realizado mediante una copia cedida por Polygon-e Studio