Como ya comentamos en nuestro Probando, si se puede relacionar alguna saga con el estudio español Pyro Studios, esta es, sin duda, Commandos. Esta saga catapultó a Pyro al estrellato internacional y mediático, y puso nuestro país en la órbita videojueguil. Más de cuatro millones de copias vendidas en un género nicho y donde los videojuegos estaban menos masificados -por poner en contexto, GTAIII, juego que marcó un antes y un después en la franquicia de Rockstar a nivel de ventas, vendió unos 7 millones de copias, también en PS2-. Ahora, casi 20 años después de la salida de Commandos 2: Men of CourageKalypso nos trae, desarrollado por Yipee! EntertainmentCommandos 2 HD Remaster, una remasterización del mítico juego que pretende llevar la saga a las nuevas generaciones.

Sin símbolos «políticos»

Me gustaría empezar este análisis por uno de los puntos que ha causado más debate en foros y redes sociales: la censura de referencias y símbolos nazis. Para quien no haya estado al tanto, Yipee! ha borrado todos los símbolos nazis del juego, ofreciendo como justificación «la adaptación del juego a las distintas leyes de cada país» o «no queremos fomentar el racismo». Esta es, posiblemente una opinión impopular, pero a mí me ha importado poco a la hora de jugar. Hasta el punto que, con varias horas jugadas en la beta, y unas cuantas horas más para este análisis, ni me habría fijado si no lo llego a leer en las distintas noticias al respecto. No es algo que afecte a la jugabilidad per se. Pero claro, eso habla de mí como jugador y no del juego.

Entiendo que a muchas personas les pueda restar inmersión. Además, existe un consenso social bastante amplio en el mundo sobre la ideología nazi, aunque el número de seguidores de estos ideales haya repuntado en los últimos años. Por lo que también entiendo que es absurdo censurar este tipo de elementos. ¿Qué se pretende? ¿Hacer cómo si ese periodo no hubiera existido? Ya se sabe, quién no conoce la historia, está condenado a repetirla -y aunque la conozcamos, añado yo-. Además, la solución es peor, ya que ahora simplemente matamos alemanes, sin más. ¿Odio racial hacia Alemania? Lo veo. Interesante cuando resulta que no se quiere fomentar el racismo.

Para acabar con este tema, una curiosidad: las voces y los videos en la versión española sí tienen símbolos nazis, por lo que acabamos teniendo varias incoherencias al respecto. La introducción al juego habla sin tapujos del Tercer Reich, sin ir más lejos. O los videos ingame sí tienen símbolos pertenecientes a este. La verdad es que Yipee! y Kalypso se han metido en un berenjenal que podrían haber evitado perfectamente simplemente no haciendo nada. Pero bueno, sigamos con el juego.

La saga Commandos

¿Qué es la saga Commandos? La saga Commandos es una serie de videojuegos ambientados en la Segunda Guerra Mundial, desarrollada, como comentábamos anteriormente, por los españoles Pyro Studios. En cada uno de estos juegos controlábamos a un grupo pequeño de soldados -los comandos- en distintas misiones que iban a ayudar a cambiar el curso de la guerra. Los objetivos de las misiones eran bastante variados y, aunque deciros alguno que otro puede ser considerado spoiler, podemos comentar como ejemplo que estos iban desde matar soldados enemigos, hasta rescatar rehenes, atrincherarse en algún sitio y sobrevivir, o escoltar un convoy.

Para ello, los distintos comandos tenían diversas habilidades que los hacía únicos, teniendo al Boina Verde, que era un Rambo en potencia, al zapador, entre otras cosas encargado de poner o desactivar minas, o el espía, capaz de infiltrarse en las líneas enemigas sin ser detectado. Pero estos son solo tres de los hasta los nueve comandos que podíamos controlar en la segunda parte de la saga. Por esto, estos títulos ofrecían una gran parte de microgestión de cada comando, donde era necesario conocer y utilizar correctamente las habilidades de cada uno de estos para conseguir superar unas misiones de una dificultad considerable.

Pyro Studios creó un nuevo subgénero dentro de la estrategia en tiempo real con Commandos. No en vano salieron varios juegos inspirados en la saga española, como Desperados, ambientado en el oeste, o Shadow Tactics, ambientado en el Japón feudal.

Por todo esto, se entiende el furor que causó el anuncio de la remasterización de la segunda entrega -la más aclamada con diferencia de los tres juegos principales de la saga, más spinoffs-, más aún contando con la ayuda de Ignacio Pérez Dolset, uno de los fundadores de Pyro Studios. es una lástima que no se haya querido ir más lejos en este remaster.

Un remaster descafeinado

Más allá del tema de los símbolos comentado anteriormente, el juego no se ha tocado demasiado. Se ha aumentado la resolución, se ha reescalado la IU para adaptarse a estas nuevas resoluciones, y se han creado nuevos menús. También, y como novedad principal, se han adaptado los controles para el pad, de forma que no tendremos problemas si usamos uno de estos como controlador -aunque siempre mejor el teclado y el ratón, claro- o si jugamos en consola -recordemos que el juego sale tanto en PC como en PS4, Xbox One y Nintendo Switch, aunque aún habrá que esperar un poco para las versiones de consola-.

A nivel jugable, Commandos 2 HD Remaster es una buena adaptación, porque es el juego tal cual lo concibió Pyro. Pero si uno suele trastear en PC, este juego no ofrece más que el Commandos 2 original con unos cuantos mods y con las voces en castellano -el Commandos 2 que ofrece Steam solo traía voces en inglés-. De hecho, ofrece menos. Porque este remaster no ofrece la posibilidad de jugarlo en cooperativo, cosa que sí traía el Commandos 2 original. Según Yipee!, implementar el multijugador tal y como estaba en el original les exigía un desarrollo importante que no tenían planteado acometer en este remaster, por lo que se ha quedado fuera. No ofrecerá gran cambio a la mayoría de jugadores, ya que Commandos 2 es un juego hecho para un solo jugador, pero es una opción que entonces se tenía, y ahora no.

También hemos tenido algún problema con algunos bugs, alguno más frustrante que otro, pero nada que no se pueda arreglar. Es necesario hacer mención a que Yipee! está siendo bastante activa a la hora de publicar parches para el juego. Pero un par de meses más de cocina no hubieran venido mal. También es curioso cuanto menos el que se permita rebindear algunas teclas y otras no. ¿Por qué? ¿Qué sentido tiene eso?. Y pasaba que seleccionaba un comando, y de repente la cámara se me giraba. Y al intentar rebindear el botón que hacía que se girase la cámara por si venía de aquí, no podía hacerlo.

Además, se podría haber adaptado mejor la interfaz a los tiempos modernos más allá de un simple reescalado. Teniendo nuevas resoluciones no hace falta que se escondan las distintas opciones o habilidades que tenga un comando, dependiendo demasiado de la memorización de teclas. Esto puede ser frustrante para los nuevos jugadores, ya que en las primeras misiones -misiones ya difíciles- uno aún no habrá memorizado la tecla del detector de minas o del enterramiento del boina verde.

De todas formas, y aunque no aporte ninguna novedad reseñable, es una forma de volver a poner la franquicia en el mapa a la espera del nuevo Commandos que ya ha confirmado Kalypso. También es una forma de que los que sean nuevos en la saga, o los aficionados veteranos, puedan jugar a esta entrega en sus consolas actuales. Y eso siempre es de agradecer.

¡Por cierto! También es necesario reseñar que, junto a este Commandos 2 HD Remastered, Kalypso también ha sacado una remasterización de Praetorians cuyo análisis os recomiendo leer y que podéis encontrar aquí.

 


Esta impresiones han sido realizadas mediante una copia cedida por Kalypso Media