Praetorians HD Remaster ha sido un duro golpe para mí. Me recuerda a épocas más simples, aunque quizás no mejoras, hace ya una buena cantidad de años. Obviamente la nostalgia se ha notado, pero el golpe no está estrictamente relacionado con ello. Es la caída del género lo que me ha dolido; la estrategia en tiempo real lleva muchos años prácticamente desaparecida. Hoy en día no es ni una sombra de lo que fue, ninguna empresa arriesga ni un poco. La estrategia es tan diferente que merecería mucho más trabajo por parte de los desarrolladores, pero, ¿quién puede culparles si ni siquiera Blizzard apuesta ya por este género? Age of Empires IV parece una buena apuesta, y si no siempre nos quedarán los indies… pero el futuro no es prometedor.

Praetorians  HD Remaster es un juego de estrategia en tiempo real que se centra casi al cien por cien en el combate. Se ambienta en las conquistas de Roma a lo largo de los años, en las Galias, Bretaña y en zonas de Oriente Próximo. El juego, como bien sabréis, es un remaster, y os aseguro que no hay ni un elemento nuevo. Lo único que se ha visto modificado son los gráficos, los videos y todo el apartado online.

Y contrariamente a como suelo hacerlo, voy a empezar por el apartado visual. Praetorians era un juego precioso en su día; la vegetación me volvía loco, las unidades parecían reales, y algo completamente personal, ver volar las flechas eran todo un espectáculo. Tenía miedo de caerme con todo el equipo, pero nada más alejado de la realidad. Praetorians HD Remaster aumenta la calidad visual gracias a resoluciones mayores, pero la materia prima es lo que hace que a día de hoy se siga viendo estupendamente. Si tengo que destacar al título por algo, va a ser por su apartado gráfico.

El título tiene un rendimiento muy conseguido, no esperaba menos y no me ha decepcionado. Soporta una buena cantidad de rendimientos, a pesar de algunas caídas de imágenes por segundo en algunos momentos clave, pero nada grave. En todo lo que he jugado tampoco he sufrido ningún tipo de bug. En cierto momento los diálogos fueron demasiado rápidos, pero con otra pasada se arregló sin problema. Todo el apartado online también funciona todo lo bien que debería -aunque no haya mucha gente para comprobarlo-. Con esto quiero decir que, como remaster, estoy realmente contento con Praetorians HD Remaster. Pero claro, el juego es algo más que su remaster, así que vamos con el resto.

La jugabilidad es sencilla y muy espectacular, pero también peca de ser demasiado poco profunda. A pesar de que existen unidades que teóricamente son mejores contra otras, a lo largo del título es bastante obvio que la superioridad numérica es la mejor de las estrategias. Lanzar todo contra el enemigo suele ser una forma muy efectiva de completar misiones.

Las unidades pueden ser mejores o peores, pero el título no nos proporciona ningún tipo de información sobre el tema. Obviamente sabemos que los piqueros son efectivos contra la caballería, pero hacen falta muchos más datos de los que se ofrecen. En general el título esta falto de información, en las misiones, las unidades, los personajes y todo lo demás. En esto es donde más se nota que es un juego antiguo. Estoy a favor de que no le den todo mascado al jugador, pero esto es justo el otro extremo.

El título nos ofrece tres facciones distintas, Los Egipcios, los Barbaros y los Romanos. Cada uno con sus particularidades pero bastante parecidos entre sí. Cualquier persona decente elegirá los romanos, simplemente porque es el único ejército donde las unidades se mueven en grupo. Todos los demás son unos salvajes, nunca mejor dicho. Además ayuda que toda la campaña se juegue con romanos -aunque en momentos puntuales podemos usar a las demás facciones-. Hay unidades especiales por cada una de las facciones, pero no son lo suficientemente interesantes como para hablar mucho más de ellas.

Para hacer las unidades debemos de tener cuidado con la población en nuestros pueblos, valga la redundancia. Se llena con el tiempo y a veces, más de las que nos gustaría, nos tocará esperar para poder hacer más unidades. La mayoría de unidades son gratis, no hay recursos, a excepción de las unidades más poderosas, que necesitan puntos de honor para producirse. Estos puntos los conseguimos matando unidades, así que el propio juego nos incita a llevar la ofensiva.

La campaña, como ya he dicho, menta momentos importantes de la Roma conquistador. A veces sigue un hilo argumental, y a veces salta de una lado a otro sin ningún control. A pesar del descontrol que supone esta forma de avanzar por la campaña, el título es interesante. Praetorians HD Remaster ofrece una buena variedad de situaciones: asedios, escoltas y negociaciones son algunas de las cosas que tenemos que llevar a cabo. Sin embargo, los objetivos suelen repetirse bastante. Aunque haya un asedio, el objetivo siempre suele ser capturar ciertos pueblos de la zona.

Algo que la remasterización no ha tocado, y en mi opinión le hubiera venido perfecto al título, ha sido el sonido y la banda sonora. Los primeros no dan la talla a día de hoy, los sonidos de los combates son insuficientes y deberían de tener más variedad. La banda sonora es un poco mejor, y algunos de sus épicos temas son maravillosos. Pero tampoco le hubiera venido mal retocar la calidad de los mismos. Creo que este es el apartado más flojo en lo referente al remaster, pero tampoco es ninguna debacle. 

En resumen, recomiendo Praetorians HD Remaster. El remaster desde luego que hace su trabajo, pero es la calidad del juego original lo que realmente merece la pena. Si queréis jugar a un juego de estrategia en tiempo real muy centrado en el combate, y revivir las conquistas de Roma una vez más, no quedaréis decepcionados. Si además de eso os apetece hacerlo sin pelearon con fallos de compatibilidad y demás historias, Praetorians HD Remaster os hará un gran favor. Desde luego ha salido mejor que el Commandos 2 HD Remaster

 


Esta impresiones han sido realizadas mediante una copia cedida por Kalypso Media