Talasofobia, palabra que nace de la unión de “thalassa” y “phobos”, términos griegos que refieren al mar y al miedo, respectivamente, dando así la fobia específica del océano y sus profundidades. El título que nos reúne hoy aquí ha conseguido despertar dicha fobia en mí. Subnautica, de Unknown Worlds Entertainment, es un título que nos lleva a explorar los océanos en la búsqueda de nuestra supervivencia, ofreciendo uno de los títulos pertenecientes al género homónimo más atractivos que un servidor se ha encontrado jamás.

Os prometo que os atrapará la belleza del fondo marino.

IMPROVISA, ADÁPTATE Y VENCE

En Subnautica encarnamos un ingeniero, tripulante de la nave espacial Aurora, que recibe un ataque de origen desconocido, provocando su naufragio en un planeta oceánico deshabitado, y el lanzamiento de todas las cápsulas de salvamento con el objetivo de preservar la vida del mayor número de tripulantes posibles. Aquí comenzamos nuestra aventura. Solos, sobre la cápsula número 5, con la visión de la Aurora en llamas hundiéndose en aguas desconocidas.

A partir de aquí nuestras prioridades son tan claras como las aguas que nos rodean. Debemos equiparnos lo suficiente para aguantar el tiempo que sea necesario, conseguir herramientas para reparar nuestra radio y pedir auxilio, y tratar de encontrar al resto de tripulantes (o lo que quede de ellos).

Para ello, nuestra cápsula cuenta con una herramienta de fabricación, que constituye uno de los principales puntos a favor del juego frente a sus congéneres. Como en todos ellos, el principal bucle jugable consiste en la conjunción de dos verbos, recolectar y fabricar. En Subnautica, la fabricación viene acompañada de listas de materiales claras, que se actualizan cuando obtenemos materiales nuevos o cuando encontramos planos entre los restos de la Aurora. No se nos deja un horno libre con el que estar incontables horas experimentando combinaciones a ver si encontramos lo que necesitamos. Si necesitamos un traje antirradiación, los planos nos indican qué hace falta, y si no lo necesitamos, no tendremos que preocuparnos de malgastar material por error.

Además, contamos con una extensa base de datos que nos informa cómo se obtienen ciertos elementos, aunque aún no hayamos encontrado los materiales que los forman. Es decir, algo tan común con este tipo de juegos como suele ser el hecho de tener que consultar webs externas, con multitud de recetas o consejos para tener claro qué hacer (te miro a ti, Terraria), Subnautica se lo carga ofreciendo toda la información que necesitas en el momento y de forma interna.

Luego, la recolección en sí es sencilla. Un gran número de recursos simplemente se recogen pulsando un botón, y otros requieren de alguna interacción previa, pero en ningún caso se nos exige estar picando y picando para obtener los materiales básicos. De esta forma, los compases iniciales resultan verdaderamente ágiles y con sensación de progreso constante.

Nuestro fabricador. Todo perfectamente claro, sabemos lo que podemos hacer o qué necesitamos para hacerlo.

SUBNAUTICA PARA TODOS. LA OFERTA DE MODOS DE JUEGO.

Si bien en esencia Subnautica es un título encuadrado dentro de los juegos de supervivencia, desde Unknown Worlds Entertainment son perfectamente conscientes de que no todo el mundo se encuentra a gusto con ciertas exigencias, como son los medidores de hambre y sed.

De esta forma, el modo tradicional, el considerado estándar y denominado modo Supervivencia no solo cuenta con barra de salud, sino que debemos obtener alimento y bebida de forma periódica, a través de la pesca “a mano” de forma inicial, o consiguiendo establecer una fuente de alimento estable una vez progresamos con nuestras herramientas.

Pero para otros jugadores, se puede elegir un modo que ofrece la experiencia completa de Subnautica, con todas las localizaciones y todas las mecánicas, pero sin la presión de tener que llevar recursos adicionales para las necesidades fisiológicas básicas del ser humano, dando así acceso a un mayor espectro de público.

Subnautica nos ofrece una historia, una serie de eventos concretos para llegar al final del juego.

FILOSOFÍA PACIFISTA. UN ENFOQUE DIFERENTE.

Subnautica es a efectos prácticos un juego perteneciente a la ciencia ficción. En este futuro que plantea para la humanidad, se ha evolucionado a nivel social hasta un evento que parece irreal hoy en día: la completa falta de necesidad de armamento.

Ni la nave Aurora, ni nuestra base de datos, ni los planos que encontremos nos ofrecerán medidas ofensivas más allá del más básico de los cuchillos, cuya utilidad es más como herramienta recolectora que como agresora. Podremos encontrar medidas defensivas, por supuesto, pero nuestra misión en el planeta no es acabar con su fauna, y si se mata a alguno de sus habitantes, será por necesidad, ya que con el juego avanzado se pueden conseguir recursos sin necesidad de matar.

Sin embargo, que nosotros seamos pacifistas no significa que el entorno respete esa decisión. La fauna es tremendamente variada y, si bien predominan las especies pasivas de todos los tamaños y colores, nos encontraremos muchos peces que amenazarán nuestra integridad. Desde peces globo kamikazes hasta moles inabarcables para la vista que despertarán vuestros terrores nocturnos. Nosotros no somos el pez más grande en estas aguas.

“Hola, soy Sammy, venía a ver como estabas. ¿Bien? Bueno, pues la próxima vez igual no me ves y ya no estás tan bien”

NO MAN’S OCEAN

Otro de los aspectos clave de Subnautica es la búsqueda de un sentimiento de abandono y soledad absolutos seguidos de la fascinación del descubrimiento. Seamos francos, no es lo mismo explorar una región cuando sabes que si te das la vuelta encontrarás un tendero y una posada que alivien tu carga, que el hecho de ser el único ser humano en un planeta desconocido. Es un sentimiento que los jugadores de Metroid Prime recordarán perfectamente, pues el juego de Unknown Worlds bebe en gran parte de la ambientación presentada por la ópera prima de Retro Studios.

Nos encontramos solos, por lo que empezaremos a explorar nuestros alrededores, lo que nos llevará a encontrar flora completamente desconocida, exuberante, y visualmente muy atractiva para nosotros. Esta sensación nos acompañará durante todo el juego, pues el mundo de Subnautica presenta una variedad de entornos envidiable, con una cantidad de biomas sorprendente para un juego que se desarrolla en gran parte bajo el mar. Además, a lo largo del planeta encontraremos numerosas estructuras alienígenas que harán las delicias de los amantes de buscar el lore más oculto y recóndito de los videojuegos.

Todos estos elementos vienen acompañados de una de nuestras primeras herramientas, el escáner, que nos ayudará a recabar toda la información de este extraño mundo, y ofrecer lo que en su día prometió No Man’s Sky en gran medida y que en su lanzamiento no supo corresponder. De esta forma, a través del escáner y la exploración, Subnautica nos ofrecerá una historia con su principio y su final, con misterios, un mundo muy interesante, y un progreso perfectamente definido.

Como última nota al mundo de Subnautica, y recogiendo todos los elementos vistos hasta ahora, la conjunción de mundo alienígena, con criaturas verdaderamente peligrosas, y entornos totalmente desconocidos, consiguen aupar al título con un efecto casi colateral entre los juegos de terror más tensos e infartantes del mercado.

Nos encontraremos verdaderos misterios. ¿Investigamos esta estructura en mitad del océano?

EL PEQUEÑO TIRÓN DE OREJAS

Subnautica llega por fin a su lanzamiento oficial tras llevar un par de años como early access. Este análisis, realizado con la versión de Playstation 4, ha mostrado un port bastante convincente, sin problemas graves de rendimiento (algún tirón espontáneo al salir del agua) ni bugs dignos de mención.

Sin embargo, para un juego de estas características, donde prima la exploración, sí que hay un parámetro técnico del que tengo que hablar negativamente, y es la distancia de dibujado. Cuando uno explora, el sentido que más usamos es la vista, seguido por el oído. Lo normal en juegos de este estilo, es avistar en la lejanía algún punto de interés y dirigirse a él. En Subnautica esto se puede truncar en ciertas condiciones.

La distancia de dibujado cuando estamos buceando cerca del lecho marino, es más que suficiente, pues siempre suele haber algo cerca que pueda llamar nuestra atención y hacer que nos dirijamos de un objetivo a otro de forma consecutiva. Sin embargo, con elementos más cercanos a la superficie, es fácil perder la orientación o carecer de objetivo a la vista.

Por ejemplo, en el juego hay tres localizaciones de gran volumen en la superficie acuática, siendo uno de ellos la nave Aurora. Ésta nave se encuentra cerca de nuestro punto de partida para el tamaño que tiene, por lo que la avistamos sin problemas. Sin embargo, los otros dos lugares se encuentran a algo más de distancia, a pesar de que también tienen un tamaño considerable, y simplemente no los vemos. Si nos da por explorar hacia el norte de nuestra posición inicial, nos encontraremos con uno de estos lugares, y cuando digo nos encontraremos, la expresión es literal, porque no se dibujara su contorno hasta que no estemos a unos pocos metros del mismo.

Dado el énfasis que tiene el juego en que nos adentremos en lo desconocido, me parece un detalle que deberían buscar mejorar sí o sí en un futuro parche o actualización del juego, porque resulta incoherente que localizaciones de gran interés no aparezcan hasta que estemos allí.

CONCLUSIONES

Subnautica es un título verdaderamente atrapante. Consigue introducirte en su atmósfera y otorgar una experiencia sumamente satisfactoria con una facilidad asombrosa. El tema de la distancia de dibujado es el único pero visible que tiene un título al que me cuesta verle cosas que podrían mejorarse. De todos los títulos de corte similar que he probado alguna vez, me parece si no el mejor, uno de los mejores. Una experiencia que sin duda no olvidarás.

Sobrevivimos un día más.

 


Este análisis ha sido realizado mediante una copia cedida por Unknown Worlds