Asterix y Obelix no son unos desconocidos para cualquiera que pueda estar leyendo esta reseña. Aunque estos dos personajes fueron creados para unas historietas cómicas en 1959, guionizados por René Goscinny, y dibujados por Albert Uderzo, estos galos y sus aventuras han trascendido a varios medios, como el del cine, con películas de animación y películas de imagen real, o el de los videojuegos. Siendo los personajes de historietas más famosos de Francia, con más de 38 álbumes recopilando sus aventuras, 10 películas de animación y 4 de imagen real, con el gran Gérard Depardieu caracterizando al propio Obelix, no es de extrañar que sus aventuras en el mundo de los videojuegos fueran medianamente exitosas, sobre todo en las 8 y las 16 bits, y con un Arcade de Konami de 1992.

Hace menos de un año nos llegaba el último juego de los héroes galos, Asterix & Obelix: Slap them All!, juego desarrollado por el estudio fránces Mr. Nutz Studio -anteriormente Golgoth Studio– que a pesar de tener un apartado audiovisual bastante notable y muy fiel a la obra de René Goscinny y Albert Uderzo, adolecía de una simplicidad y falta de profundidad jugable que en algunos momentos nos podía llevar a la monotonía y repetitividad. Microïds, editor del juego, ha decidido volver a la línea anterior a Slap them All! con lo que sería la cuarta entrega de la subsaga XXL, solo que esta vez sin ningún número en el título y sí una X más en el número romano: Asterix & Obelix XXXL: The Ram From Hibernia. Como no, el estudio francés OSome Studio vuelve a tomar las riendas del desarrollo.

Si algún lector acaba de llegar a la franquicia o lo hizo en el juego anterior, debería saber que la subsaga XXL se inició en 2003 para PlayStation 2, y en 2004 llegó a las plataformas Nintendo GameCube, Game Boy Advance y PC. Le siguió una segunda entrega en el año 2005 aunque solo para PlayStation 2 y PC, aunque posteriormente recibieron un remake para Nintendo DS y PlayStation Portable. Estas dos entregas fueron publicadas por Atari y desarrolladas por el estudio galo Étranges Libellules. En 2018 y bajo el sello de Microïds, OSome Studio recuperaba la subsaga XXL con una remasterización de la segunda entrega. Justo un año después en 2019 llegaba la nueva e inédita tercera entrega, Asterix & Obelix XXL 3: The Crystal Menhir, y en 2o2o era la remasterización del primer juego lo que recibíamos.

Una vez situados en donde encaja el juego que nos ocupa, a pesar de lo caótico que parezca el orden de lanzamiento que ha ido recibiendo esta subsaga, podemos centrarnos en la aventura que nos espera que comienza así:

«Es el año 50 antes de Cristo. La Galia está totalmente ocupada por los romanos. Bueno, ¡no del todo! Una pequeña aldea de irreductibles galos aún resiste a los invasores… Mientras tanto, en Hibernia -hoy conocida como Irlanda- Keratine, la hija del jefe Whiskitonix, llama a Astérix y Obélix al rescate, ya que necesitan ayuda para superar la invasión romana y recuperar el querido carnero dorado de su padre.»

Y con la misión de viajar a Hibernia y ayudar a sus aliados, Asterix y Obelix se embarcarán en una misión dividida en 6 niveles de generoso tamaño donde tendremos que acabar con legiones de romanos que salgan a nuestro encuentro pero también abrirnos camino por los escenarios y los pequeños puzles que representarán para poder seguir avanzando. Muy continuista con The Crystal Menhir y al igual que este, bastante enfocado en el multijugador, aunque por primera vez en la franquicia, disponible para hasta 4 jugadores sin pantalla partida. Y es que todos los desafíos parecen pensados para ser superados de forma más sencilla jugando en cooperativo. Los podremos superar solos de todos modos, ya que podremos cambiar el control de Asterix a Obelix en cualquier momento.

La acción del juego vuelve a usar una vista aérea de la acción como en la entrega anterior y vuelve a tomar el beat’em up para cuando tengamos que darles una lección a los enemigos -además podremos recoger «armas» para golpear o lanzar a los enemigos-. Estos combates se irán alternando con los momentos donde para avanzar tengamos que utilizar el ingenio y también con un poco de exploración para encontrar varios coleccionables. Como hemos dicho ya, el gran aliciente de esta cuarta entrega es el multijugador de hasta 4 jugadores simultáneos, aunque no nos convence que para el jugador 3 y 4 se usen clones de Asterix y Obelix en lugar de otros personajes del rico universo de la franquicia literaria.

El apartado audiovisual es totalmente continuista con el juego anterior, pudiendo ser perfectamente uno la expansión de otro. Visualmente es colorido y alegre a la par que simple. Se ha vuelto a la estética cartoon que les da a los personajes y enemigos ese toque de historieta, pero que a su paso a 3D nos deja de parecer igual. Tendremos algunos efectos interesantes, de iluminación, sombras, o efectos volumétricos, pero totalmente fuera de época, no veremos nada que nos indique que el juego es puntero, tampoco es que lo necesite, pero con esta entrega nos da la sensación que el estudio ha caído en la autocomplaciencia.

Asterix & Obelix XXXL: The Ram From Hibernia cumple como juego de clase media, sin demasiadas aspiraciones y por consiguiente sin demasiada inversión. Asterix es una IP potente en Europa pero posiblemente en otros mercados quede bastante relegado, y la verdad que levantó mucha más expectación Slap them All! a pesar de acabar pagando por su poca profundidad jugable. Ese es el camino y Microïds debería explotar más esa vía. OSome Studio debería reinventarse con otro hipotético XXL futuro. De todas formas los fans de los héroes galos podrán hacerse con la versión física del título gracias a una increíble edición de Meridiem Games.

 


Este análisis ha sido realizado en Nintendo Switch mediante una copia cedida por Meridiem