Blacksad es uno de los cómics de temática noir más conocidos del mundo, y no es de extrañar. Ganador de múltiples premios Eisner acuñados a lo largo de sus cinco historias, la obra creada por los españoles Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido y distribuida por la editorial francesa Dargaud -Norma se encarga de la distribución en España- goza de una reputación intachable en el cómic europeo y el estadounidense. No hay más que abrir el primer tomo Un lugar entre las sombras para quedarse maravillado por su impecable dibujo.

Años han pasado desde Amarillo, el último trabajo de Canales y Guarnido sobre las aventuras de este gato detective, y desde entonces Blacksad se ha mantenido entre las sombras hasta que la distribuidora francesa Microïds y el famoso estudio español Pendulo StudiosHollywood Monsters, Runaway con la colaboración de la compañía francesa YS Interactive, se unieron para desarrollar un videojuego basado en los cómics del gato antropomorfo. Blacksad: Under the Skin ya ha salido a la venta y aquí en 33Bits ya lo hemos jugado y damos el veredicto final.

 

UN LUGAR ENTRE LAS SOMBRAS

Nueva York, años 50. Blacksad recibe un caso gracias a un amigo boxeador suyo, Jake Ostiombe, en el que Sonia Dunn le pide que investigue el suicidio de su padre Joe Dunn, dueño de un gimnasio de boxeo, y la desaparición de Bobby Yale, pupilo del primero que debe enfrentarse en un combate que se celebra en 17 días en el Madison Square Garden. Blacksad deberá encontrarlo antes de que se celebre el combate o si no el gimnasio deberá cerrar sus puertas por declararse insolvente.

Yendo al grano, la historia está a la altura de los cómics, respetando en todo momento el trasfondo y material original. Nada se siente fuera de lugar y casa en conjunto con la ambientación, haciendo incluso referencias a los cómics de Blacksad, ya sea en forma de personajes con los que interactuamos -como el jefe de policía Smirnov, o el reportero Weekly- o algunos elementos del escenario como recortes de periódicos o localizaciones como el bar La Iguana. En todo caso los fans de Blacksad estamos de enhorabuena porque Pendulo e YS Interactive han hecho un trabajo soberbio trasladando el cómic al videojuego.

A lo largo del juego, si consultamos en el menú «Tu Blacksad», podremos ver cómo se desarrolla la personalidad de nuestro personaje y cómo de rentable nos sale el caso.

 

ELEMENTAL, MI QUERIDO BLACKSAD

A diferencia de otras aventuras de Pendulo Studios, aquí no encontraremos objetos para combinarlos y progresar. Controlamos a un detective, y como tal debemos recoger otro recurso importante: las pistas. Estas serán de vital importancia para combinarlas y generar deducciones que nos permitan avanzar en el caso e ir un paso más cerca de la verdad de lo sucedido. Las pistas reemplazarán a los objetos que usábamos o combinábamos en las aventuras clásicas de Pendulo Studios como Hollywood Monsters. A parte de las pistas, para avanzar también tendremos que explorar el entorno e interactuar con los personajes para obtener nuevas pistas y combinarlas para lograr nuevas deducciones.

En este menú de pistas, deberemos combinar dos o más pistas para obtener una deducción que nos permita progresar en el caso.

El juego no cuenta con una dificultad elevada. Es fácilmente completable siendo su único punto de dificultad algunas secuencias QTE donde hay que pulsar botones a tiempo, pero ofrece bastante margen para actúar. La duración es de unas 12 horas aproximadamente si nos centramos en explorar todos los escenarios, y dicha duración se puede alargar si tenemos buena vista y encontramos todos los cromos ocultos del álbum Hall de la Fama . También el que se ha quedado con ganas de más puede rejugar la aventura intentando tomar otras decisiones que pueden llevar a cabo otros resultados. Como pega, recalcar que en el tema de diálogos importa bastante poco las distintas opciones que elijamos. Algunas dan lugar a exactamente las mismas respuestas independientemente de la opción de diálogo que elijamos. Aunque con teclado y ratón no se controla mal, los desarrolladores aconsejan un mando para jugar.

Otra pega para los que buscan rejugarlo es que los diálogos no se pueden saltar. Hay que escuchar todo el diálogo sin opción de saltarlo, y puede ser algo aburrido si ya conocemos un diálogo que hemos hecho antes y lo queremos saltar. Lo mismo ocurre con las interacciones en el escenario como abrir la puerta de una taquilla. Hay que esperar a que la animación se complete sin opción alguna de saltarla, y si nos equivocamos interactuando con un elemento del escenario esto puede acabar haciéndose un poco pesado.

El juego cuenta con algunos guiños a los cómics

 

ALMA ROJA

El apartado gráfico me ha sorprendido para bien. El dibujo de Guarnido en los cómics es conocido de sobra, con una calidad soberbia. Una de mis preocupaciones desde que se anunció Blacksad: Under the Skin era el traslado del cómic a la renderización en 3D pudiendo quedar un resultado cuestionable, la sombra de Juanjo Guarnido me parecía demasiado alargada. No obstante, al ver el resultado final quedé sorprendido. Los modelos 3D quedan perfectos con una calidad detallada de texturas en sus indumentarias y los escenarios estan plagados de detalles y elementos. Por poner un ejemplo el despacho de Blacksad es idéntico a tal y como aparece en Un lugar entre las sombras. El rendimiento del juego bajo motor Unity es estable en todo momento, a 30 fotogramas por segundo, pero en PC si se quiere se puede jugar sin límite de FPS dando una imagen más fluida, aunque lo considero innecesario teniendo en cuenta el ritmo y la jugabilidad del juego. Con un equipo de gama media el juego es perfectamente jugable y si aún da problemas de rendimiento cuenta con bastante opciones gráficas para bajar el detalle, desactivar efectos y así mejorar el rendimiento. Como detalle, soporta de manera nativa pantallas ultrapanorámicas 21:9.

La recreación de Blacksad al videojuego es excelente. Este plano es prácticamente idéntico a la viñeta del cómic.

En lo negativo, hay algunas animaciones que chirrían que se podrían haber pulido mejor y algunos efectos de postprocesado que saturan un poco la puesta en escena en determinados escenarios. Al margen de eso el apartado gráfico y artístico son de notable alto.

El apartado sonoro es muy bueno. El juego está localizado en distintos idiomas, español incluído como no podía faltar. Gabriel Jiménez se encarga de ponerle voz a Blacksad, mientras que el resto del elenco también está formado por voces conocidas como Abraham Aguilar -Bender en Futurama- interpretando a Weekly, Roberto Encinas interpretando a Smirnov, Héctor Garay e Inma Gallego entre otros. Las actuaciones son convincentes si bien a veces hay pequeños problemas de sincronización labial en un par de escenas. La banda sonora es excelente, compuesta por temas de jazz y blues para ambientar los escenarios que exploramos, y como guinda el tema del menú principal y los créditos está compuesto por el popular compositor Inon Zur –Baldur’s Gate 2, Fallout 3, Dragon Age Origins-.

 

CONCLUSIÓN

Blacksad: Under the Skin es una notable adaptación del cómic al videojuego que hará las delicias para los fans del cómic o a los que mínimamente les guste la temática noir. Aunque la jugabilidad puede pecar de ser un poco simple, es un juego sencillo y entretenido con el que relajarse explorando escenarios en busca de pistas y tomando decisiones. Audiovisualmente está a muy buen nivel aunque fallen un par de animaciones y algunas escenas estén un poco saturadas con efectos postprocesado. En resumen, los fans de Blacksad estamos de enhorabuena con este videojuego en forma de nueva historia del cómic, y los que todavía no han descubierto a este peculiar detective tienen una oportunidad excelente para hacerlo.

 


Este análisis ha sido realizado mediante una copica cedida por Meridiem Games