La franquicia Cotton es una gran desconocida para el público occidental. A pesar de que los amantes de los shoot ‘em up tienen a esta serie de juegos en gran estima, lo cierto es que su escasa presencia en occidente -un par de versiones del Arcade original para Neo Geo Pocket y Turbografx CD, esta última solo en Estados Unidos- hace que Cotton no tenga la relevancia que pueda tener Parodius o Twinbee, por poner unos ejemplos.

Y nombrar los dos títulos de Konami no es una casualidad, pues Cotton está considerado parte de un subgénero dentro de los shoot ‘em up denominado «cute ‘em up». Este subgénero se caracteriza por su desenfadado colorido y por sus diseños de personajes y enemigos raros y bonitos. Algunos de sus exponentes más conocidos en occidente son Fantasy Zone, Twinbee, Parodius, o Pocky & Rocky, aunque la mayoría de títulos de este estilo tan particular se han quedado en Japón.

Cotton: Fantastic Night Dreams fue lanzado en Arcade por la compañía Success Corporation en abril de 1991 sobre la placa System 16 de Sega. Aunque fue lanzado solo en Japón, el Arcade disfrutó de cierta popularidad que hizo que en 1993 llegase al mercado una versión para PC-Engine CD y Turbografx CD. Ese mismo año llegaba otra versión bastante modificada al sistema Sharp X68000, y finalmente en 1999 y 2000 llegaban las versiones de PlayStation y Neo Geo Pocket Color respectivamente.

Y después de este pequeño repaso a las versiones de la primera entrega de Cotton, es en la versión de X68000 en la que nos vamos a centrar, pues es la versión del ordenador de Sharp la elegida por la desarrolladora BEEP para lanzar Cotton Reboot! en Japón a principios de 2021 para Nintendo Switch, PlayStation 4, y Steam. Ahora de la mano de ININ Games nos llega a occidente este remake tan esperado por los conocedores de la franquicia.

La elección de la versión de X68000 no es una casualidad, pues en su lanzamiento, esta versión ya era netamente superior al Arcade original, tanto en gráficos, paleta de colores, la inclusión de nuevos jefes, y nuevos patrones de ataque, casi un remake en sí mismo y la mejor versión de la primera entrega de la franquicia de todas las aparecidas en su día. Con esta base BEEP nos presenta un remake donde se han permitido introducir sus propias mejoras, pero también incluye la versión original de 1993.

Es todo un lujo poder disfrutar del juego original en occidente, sobre todo al ver sido lanzado en un sistema que nunca salió de Japón. Beep nos presenta las distintas versiones como modos de juego: Tenemos el Arrange Mode, es decir, el remake del juego; el X68000 Mode, una versión del título original; y el Time Attack, un nuevo añadido para hacer la máxima puntuación en 2 o 5 minutos en un escenario específico para ello.

La historia de cualquiera de los dos modos -es la misma- nos presenta a la pequeña bruja Nata de Cotton que junto a su hada amiga Silk, sale en busca de todo el willow candy que pueda conseguir. Simple e intrascendente, pero que sirve de premisa para presentarnos un shoot ‘em up de desarrollo lateral bastante bonito a la par de divertido, y con nuestra hada amiga Silk tomando las funciones de un Option -más propio de Gradius– para cubrir un mayor rango de ataque y lanzar bombas.

El modo Arrange ha recibido un cambio gráfico total, con un nuevo apartado visual redibujado de gran belleza y a 16:9. La jugabilidad se ha modernizado, aumentando la velocidad del juego y con un disparo principal es más amplio y destructivo. El objetivo del juego Cotton es recoger las gemas arrojadas por los enemigos, y a estas se le pueden disparar varias veces hasta que cambien de color y podamos conseguir mayores ventajas. En el modo Arrange este sistema ha sufrido una importante revisión.

Las gemas amarillas y las gemas naranjas aumentan el indicador de EXP de nuestra bruja, lo que potencia su disparo principal. Las gemas azules y las gemas rojas otorgan relámpagos y bombas, y las gemas verdes y las gemas moradas introducidas en este remake, arrojan rocas y bombas nucleares en el escenario. Las bombas también pueden subir de nivel recolectando gemas del mismo color. La gran novedad es que ahora las gemas no desaparecerán de la pantalla, como si hacían en el juego original.

El modo X68000 nos presenta una versión del juego original con un modo de visualización CRT, aunque con alguna concesión como el cambio de la fuente de los textos, y el hecho de que el ratio de la imagen no acaba de coincidir con la del juego original por algún motivo desconocido. Por lo demás tenemos una versión bastante fidedigna que se puede disfrutar casi como un juego nuevo respecto al remake, al tener una velocidad más pausada, ser más estratégico y no tener tanto énfasis en la puntuación.

Para completar tenemos un nuevo modo Time Attack a 2 y 5 minutos para conseguir la máxima puntuación, y rankings online para subir todas las puntuaciones de cualquier modo de juego. Por último, tenemos un menú de opciones donde modificar el control y otros elementos de la partida, aunque cambiar la dificultad o aumentar las vidas puede derivar en que nuestras puntuaciones no sean consideradas para el ranking online.

Los fans occidentales de los shoot ‘em up o de la franquicia Cotton recibirán este título con los brazos abiertos, con una buena versión del título original de X68000 y un remake con las suficientes novedades jugables para que prácticamente se juegue de otra forma -y también un poco de confusión añadida por tantos efectos en pantalla-. Y luego el modo Time Attack que no es mal añadido. Pero hay que tener en cuenta que fuera de su mercado, estamos ante un juego puramente arcade de una duración muy limitada -básicamente como todo shoot ‘em up-, teniendo en cuenta esto, que vuelva la franquicia Cotton es y será siempre una buena noticia.

 


Este análisis ha sido realizado en Nintendo Switch mediante una copia cedida por PR Hound