Cuando hablamos de los grandes shoot ‘em ups clásicos japoneses -finales de los 80, principios de los 90- siempre nombramos las mismas compañías. Capcom, Konami, Irem, Taito, Toaplan, Technosoft, Compile… Pero lo cierto es que también aparecieron grandes shoot ‘em up de compañías menos conocidas, y uno de esos ejemplos es el de Seibu Kaihatsu y su franquicia Raiden. Seibu Kaihatsu era una compañía desarrolladora de juegos Arcade que en 1990 lanzó un shoot ‘em up llamado Raiden siguiendo las pautas de varios títulos de Toaplan como Tiger-Heli y Twin Cobra.  Aunque Seibu Kaihatsu acabó desapareciendo, los desarrolladores formaron un nuevo estudio llamado MOSS que ha permitido que la franquicia Raiden haya llegado a nuestros días, y en plena forma.

Y es que las bases que Seibu Kaihatsu puso en el primer Raiden siguen perfectamente vigentes más de 30 años después, un diseño futurista, un control sencillo, y un sistema de puntuación fácil de entender. Sin más que estas premisas, Raiden ha conseguido sentarse en la mesa de las grandes franquicias shoot ‘em up por derecho propio. A pesar de tener la quinta entrega y la revisión de esta en el mercado –Raiden V: Director’s Cut– el lanzamiento que tenemos entre manos nos hace retroceder hasta la cuarta entrega, lanzada en Arcade originalmente en 2007, y con un par de revisiones la primera en su salto a Xbox 360, y la siguiente –Raiden IV OverKill– en su aparición en PlayStation 3 y PC.

Con Raiden IV x MIKADO remix, además de dotar al título original con una nueva banda sonora producida por el prestigioso centro de juegos Arcade japonés Mikado, y con la participación de importantes músicos de la escena Arcade como Go Sato Band, Daisuke Matsumoto, Heavy Metal Raiden o Hirokazu Koshio, también recopila todos los extras que tuvieron las versiones de Raiden IV: Los extras de la versión de Xbox 360 y el modo OverKill de la versión de PlayStation 3 y PC. Con esto podemos admitir fácilmente que esta versión para la consola híbrida de Nintendo es la edición más completa y definitiva de Raiden IV, algo muy a tener en cuenta para los amantes de los shoot ‘em up.

Argumentalmente Raiden nunca ha sido nada destacable -normal en los shoot ‘em up- y en esta entrega casi que se repite la misma historia de entregas anteriores, los extraterrestes llamados Cristales han regresado otra vez después de las numerosas derrotas en contra humanidad. El Vanquish Crystal Defense inmediatamente lanza su nueva nave Raiden, el Fighting Thunder ME-02 Kai, para parar la invasión de los Cristales a la Tierra. Nos esperan 5 niveles  -con un nivel adicional si realizamos una segunda vuelta en el modo original, y hasta 8 niveles en total si jugamos en el modo Adicional o el modo OverSkill- donde la dificultad irá en aumento.

Volviendo sobre las premisas que la franquicia Raiden presenta desde la primera entrega, y que en Raiden IV se respetan a rajatabla, nos encontramos con un manejo muy sencillo que se basa en tres acciones: disparar, lanzar bombas, y desplazarnos por la pantalla. Nada más, el stick y dos botones nos proporcionará todo lo necesario para adentrarnos en la experiencia Raiden. El sistema de puntuación del Arcade -para OverKill cambia- se denomina Flash Shot y se basa en el riesgo que decidamos tomar durante la partida. Conforme más arriba de la pantalla eliminemos a los enemigos, mayor será el multiplicador, al igual que cuanto más cerca nos pasen los proyectiles enemigos.

En cuanto a modos de juego, tenemos el modo Arcade original, el modo Adicional con dos nuevos niveles, el modo Overskill con su nuevo sistema de puntuación basado en seguir disparando a enemigos vencidos para mejorar nuestros números, el modo Score Attack donde podremos mejorar nuestra puntuación en cualquier nivel que hayamos acabado en los otros modos, el modo Boss Rush -bloqueado de inicio-, Rankings online mundiales, y finalmente una sección de repeticiones y una galería de ilustraciones desbloqueables. Básicamente se agrupa todo el material anterior de Raiden IV y se añade la nueva y excelente banda sonora de Mikado -tendremos la opción de elegir entre la nueva y la original-.

También es destacable el modo Doble. Raiden IV se puede jugar a dos jugadores -modo Dual-, pero además permite que un jugador juegue con dos naves al mismo tiempo. Para esto el control cambia, con el movimiento de cada nave en un stick y sus disparos y bombas en los custro gatillos. Al principio puede parecer muy complicado, y cuesta hacerce un poco a la jugabilidad, pero una vez empezamos a soltarnos, podremos obtener una experiencia única y bastante gratificante. Otro punto destacable es la inclusión del modo TATE para poder colocar la Nintendo Switch en vertical y jugar a pantalla completa, mejorando por mucho la experiencia.

Raiden IV x MIKADO remix es la versión más completa de la cuarta entrega de la serie. Y a pesar de no traer nuevo contenido adicional, recopila todo el contenido de las distintas ediciones del juego, lo que es de agradecer. Lo que si se agradecerá y bastante es el modo TATE, sobre todo para el que tenga un Flip Grip. Y como no, destacar la banda sonora, tanto la original, que era buena, como la nueva producida por Mikado, que es sobresaliente. Todos los amantes de los shoot ‘em up deberían tener un ojo puesto sobre la franquicia Raiden y esta edición para Switch no debería faltar en la colección.

 


Este análisis ha sido realizado en Nintendo Switch mediante una copia cedida por Meridiem