Volvemos a otro juego fantástico-medieval para smartphones y PC, vuelve Might & Magic, y como no, vuelve Ubisoft por aquí. Esta vez en un título totalmente enfocado al PvP de una forma sin duda llamativa y muy adaptada al uso de nuestros terminales de bolsillo: luchar contra cien jugadores para llegar lo más alto posible, en sesiones de diez minutos, o menos incluso. Estrategia, celeridad y partidas que puedes ejecutar tomándote el cafelito rápido en la barra del bar, esto nos ofrece Might & Magic: Chess Royale.

Pues bajo el paraguas de este nombre mítico, volvemos a tener otro juego donde la magia, la variedad de razas y la lucha constante son identidad. Pero aquí no tenemos una historia y múltiples niveles, ni siquiera fastuosas intros y secuencias como acostumbra Ubi en sus muy bien producidos títulos. Todo está intencionadamente enfocado a la sencillez y la interacción directa. En este juego puramente Player Versus Player cada jugador se conecta, prepara y libra las batallas que le tocan contra otros jugadores reales y sea llegando al número uno, sea cayendo antes en el intento, las partidas son rápidas y sin aditamentos. Como si fuera esto un concurso televisivo, aquí hemos venido a jugar.

La clave en este juego es el dinero, el oro, nuestras preciadas monedas, que marcarán absolutamente todo el rumbo de nuestra estrategia general y dirección al frente de nuestras figuras de ajedrez, que grosso modo, es lo que vamos a hacer. Porque la cosa es sencilla, compramos unidades, las disponemos en el tablero de combate, y cuando termine la cuenta atrás ellas solitas se zurrarán con las unidades contrarias del jugador humano que tenemos frente a nosotros. La clave está en manejar adecuadamente las diferentes opciones a gestionar, como digo, dependientes de nuestra bolsa de monedas de oro, aunque también, un poquito de suerte aleatoria puede venir bien.

Las unidades se compran en la tienda, y nuestro nivel actual marca el número de las mismas que podemos tener simultáneamente en el tablero. Como veis arriba, disponen de stats variados, así como afinidades y sinergias que permiten producir efectos mejorados en las mismas. Las sinergias se producen cuando unidades afines conectan y mejoran sus atributos comunes, o podemos fusionar tres unidades iguales también, dando otra más poderosa del mismo tipo y teniendo dos huecos disponibles para meter más unidades… si el dinero nos lo permite.

El nivel no es acumulativo partida a partida, sino que todos los jugadores empiezan la sesión en nivel 1 y con la misma cantidad de oro. Y son sus victorias/derrotas las que van añadiendo más experiencia y oro -las derrotas también, aunque en menor cantidad-, y con ello, dirigiendo nosotros el rumbo que queremos tomar, o el que buenamente podamos con los recursos que dispongamos. Hay experiencia global tras cada sesión, que nos permite subir de rango, pero eso afecta solo a mejorar la posibilidad de aparición de unidades raras en la tienda. Y con todo, el juego intenta no emparejar a un Noble con un Escudero de manera normal, que alguien que puede encontrar más fácilmente Arcángeles y Dragones para comprar, tiene un punto de ventaja sobre su rival, pero el precio de las unidades tochas también limita la estrategia de juego ¡Todo es dinero, TO-DO!

Porque las unidades disponibles en la tienda, son aleatorias, no están fijadas de antemano ¿Quieres cambiar ese set? Paga una moneda por otro, y cruza los dedos que te pueda ser más favorable, o puedas pagar los precios de esos combatientes. Puedes hacer esto tanto como quieras, pero el dinero… ¿Quieres subir nivel al margen de tus victorias o derrotas? ¡A pagar! Y hay hechizos con propiedades especiales durante las batallas, de tres rangos diferentes, y claro, a mayor eficacia y rango, mayor montante de oro. Pero date prisa en elegir, porque el tiempo pasa y no hay ninguna pausa, y encima, esos hechizos tienen una cantidad global disponible para todos los jugadores de la sesión, los que lleguen primero y paguen, pueden dejar sin reservas al resto de jugadores, pero es dinero que no usarás para otras cosas ¿Que debo decidir?¿Que estará haciendo mi rival?

Y ya a la hora de jugar… todo es bastante sencillo. Como buen ajedrez disponemos nuestras fichas sobre nuestra mitad del tablero en la medida que estas puedan ser más favorables. Tanques y guerreros DPS cuerpo a cuerpo en primera fila, magos y sanadores un poco más alejados, DPS a distancia lo más lejos posible y con cierta protección de las unidades poderosas. Empieza la batalla, y solo queda ver el fruto de tus decisiones en el tablero. Puedes tocar a personajes e iconos para recibir información detallada y aprender más de como actúan los diferentes parámetros, ya que los personajes tienen diferentes categorías y puntos fuertes, que pueden oponerse o ser más vulnerables a otros.

Con la victoria o la derrota pasamos a la pantalla general de jugadores. Cien caretos chiquititos, con barras de vida, puntos, y una banderita muy maja para identificar a cada persona. Tienes varios mensajes predefinidos para soltar, que se ven canijos luego en pantalla, como la gente, aunque puedes toquetear para ver estadísticas de otros jugadores, rankings de acción… aprender un poquillo como se lo han ido montando cada uno. Las primeras batallas no cuestan vida, sirven para aclimatarse, pero una vez se abre el cómputo global de los 100, caemos si recibimos tres derrotas, y ganamos aún más dinero si derrotamos a jugadores en su último combate. Y al final, solo puede quedar uno ¿Verdad MacLeod?

Y esto es todo. No es poco, pero tampoco mucho. Y esa es su intencionalidad: sencillez e inmediatez. No llega más allá porque no se necesita, el objetivo es el juego directo y nada más. Las usuales opciones de chat de Discord, o enlace directo a Reddit completan el conjunto para añadir más peso social a nuestro ajedrez de batallas, aunque Ubisoft pretende seguir ampliando la base con eventos y modificaciones, que espero se manejen con verdadero tino tanto para no desequilibrar entre jugadores, como para que la aleatoriedad no robe la capacidad estratégica de cada jugador, que no es mucha ni se pretende. Habrá jugadores que sigan aunque las sesiones sean muy similares entre ellas dado el formato del juego, y otros a los que la falta de más mordiente les haga buscar otras opciones para sus smartphones. El juego estará disponible para descargar de manera gratuita a partir del próximo 30 de enero.

 


Este análisis ha sido realizado mediante una copia cedida por Big Games Machine