De la mano del estudio barcelonés Appnormals nos llega Stay, uno de esos juegos que a poco de ponerte a los mandos te das cuenta de que no es para todo el mundo. Sus gráficos pixel art, su aspecto oscuro y desde luego su propuesta como producto de entretenimiento está lejos de los estándares del género.

Quinn es el protagonista de esta Visual Novel donde nuestra interacción se limita a la toma de decisiones y la resolución de puzles. La principal baza de Stay es haceros tomar estas decisiones sobre qué debe hacer Quinn en cada momento. Literalmente, pone su vida en nuestras manos o en nuestras decisiones. A través de diálogos en un chat vamos conociendo más y más sobre las motivaciones, dudas y problemas del protagonista. Las conversaciones nos harán pensar e implicarnos emotivamente en la historia. Es por eso que decimos que no es un juego para todos. Solo si estamos dispuestos a entrar en la historia y planteamiento de Stay encontraremos sentido a seguir pegados al juego para ver qué ocurre con Quinn y el porqué de esa historia.

 

Es complicado hablar de Stay sin desvelar nada de la trama y es que la historia es lo mejor de Stay o mejor dicho, las situaciones a las que mentalmente nos someten sus diálogos. Solo diremos que el objetivo es ayudar a Quinn a escapar de la habitación donde se encuentra encerrado. Quinn se comunica con nosotros a través de un chat de un ordenador que hay en la habitación donde se encuentra atrapado y que parece ser la única ventana al exterior con la que cuenta. Así, el protagonista nos va describiendo que pasa por su mente y su entorno y nosotros tendremos que tomar las decisiones sobre a donde llevar estas conversaciones o las acciones que haga, para tratar de descubrir que está pasando. Son estás decisiones que tomemos las que salven a Quinn o bien precipiten un final no deseado. De este modo, cuanto más nos impliquemos emocionalmente, más disfrutaremos de lo que Stay nos ofrece. Y realmente, es esta su principal característica, es capaz de provocar reacciones y estados de ánimo. También serán estas decisiones las que modifiquen el estado de Quinn y el nivel de confianza que tiene hacia nosotros.

El chat es nuestra herramienta de comunicación con Quinn.

Stay es un juego pensado para jugarse varias veces, aprender de los errores que hemos cometido y explotar las conversaciones. El juego nos ofrece 7 finales distintos y y varios de estos serán «finales malos» donde la muerte se precipita. Dividido en 24 capítulos en varios caminos posibles y unas cuantas habitaciones que explorar, siempre a través del protagonista. El juego no va solo de ordenar cosas y que Quinn las haga. Quinn es un ser lleno de problemas, dudas… y medias verdades. Tendremos que descubrir sus mentiras y usarlas en su contra para elegir la opción correcta. Básicamente, tendremos que espiar a Quinn mientras no se encuentra delante del teclado y ver que hace. Además de estas mecánicas conversacionales y de observación habrá que resolver puzles más o menos complicados. Hay objetos que descubrir, habitaciones secretas… se trata básicamente un juego de exploración a través de un chat. Su duración es correcta y nos llevará entre seis y ocho horas completarlo todo, dependiendo de lo que nos podamos atrancar en sus puzles.

Uno de los primeros puzles que encontramos en el juego.

Por último mencionar que Stay se desarrolla en tiempo real, de modo que el tiempo que pasemos fuera del juego tendrá influencia en su desarrollo. Si dejamos a Quinn colgado en medio de una conversación literalmente es como si lo abandonásemos a su suerte. Lo dejamos allí sólo, atrapado sin ayuda. Cuando volvemos al juego podemos encontrar alguna que otra sorpresa.

Tanto el estilo artístico como el sonoro con ese aire retro y oscuro a la vez sirven perfectamente para sumergirnos en la ambientación tétrica, de inseguridad y desasosiego que transmite el juego y sobretodo su protagonista. No debemos confundir el estilo gráfico con que el juego no cumpla su cometido haciendo uso de él. Y el uso que hace tanto del pixel como del sonido ambiente es muy bueno.

Nota: Hemos podido saber que el juego va a ser lanzado en formato digital en Nintnedo Switch, PlayStation 4 y PSVita, además para esta última plataforma habrá una edición física y limitada de 1000 copias.


Este análisis ha sido realizado mediante una copia para Xbox One cedida por Appnormals