Se cumplen 25 años de la aparición de los principales videojuegos basados en la licencia del largometraje Disney’s Aladdin.  Aquellos juegos aprovecharon la licencia como pocas veces se ha visto en este mundillo. Básicamente hubo tres versiones originales, la de Virgin para Mega Drive, la de Capcom para Super Nintendo y la de Sims para Game Gear. Además hubo versiones para otros sistemas y consolas que derivan de alguna de las anteriores. 

Aladdin fue una película Animada y producida por Disney. La película fue dirigida y producida por John Musker y Ron Clements. Se inspira en el cuento árabe Aladino, de la colección Las mil y una noches y en la película El ladrón de Bagdag (1940). Cuenta la historia de Aladdin, un joven de la calle que sobrevive mediante el pillaje, que un día encuentra una lámpara mágica con un genio en su interior. Este le concede tres deseos y usa uno de ellos para convertirse en príncipe e impresionar a la princesa Jasmine de quien se había enamorado.

La cinta se lanzó a finales de 1992 y fue muy clamada por público y crítica. Obtuvo numerosos premios entre ellos un Oscar por la banda sonora a cargo de Alan Menken. El lanzamiento de la película estuvo acompañado de una potente campaña comercial acompañada de productos licenciados como juguetes, material escolar, o productos comerciales. Lógicamente llegó el momento de pensar en los videojuegos asociados a esta cinta.

 

Aladdin Mega Drive

Aladdin Mega Drive

 

Aladdin Mega Drive, el juego de Virgin

El proyecto arrancó cuando Sega directamente contactó con Disney de cara a su nueva película. Esta tenía un potencial para videojuegos muy superior al de otras películas como La Sirenita o La Bella y la Bestia. Sega había demostrado su buen hacer en diversos juegos con Mickey Mouse y Donald Duck en sus consolas. Así que Sega consiguió los derechos de Aladdin para sus consolas. Sega lógicamente mostró especial interés por desarrollar un buen juego para Mega Drive. Tanteó a Blue Sky Software pero estos estaban muy ocupados con Jurassic Park. Así que Disney y Sega acordaron encargar el proyecto a Virgin, por lo que fue un acuerdo a tres bandas. Dave Perry al frente de Virgin Interactive ya había demostrado una gran capacidad para animar sprites de videojuegos como Cool Spot.

El desarrollo del juego comenzó en enero de 1993, con un equipo de diez animadores trabajando en los cuadros de animación. Posteriormente fue digitalizado en las instalaciones de Virgin en California. El juego usó animación tradicional, que fue producida por animadores de Disney bajo la supervisión del equipo de animación de Virgin, incluido el productor de animación Andy Luckey, el director técnico Paul Schmiedeke y el director de animación Mike Dietz, utilizando un proceso interno “Digicel” para comprimir los datos en el cartucho. En realidad eran una serie de técnicas que Virgin desarrolló para digitalizar animaciones dibujadas sin que la compresión y pérdida de calidad lógica afectasen a la naturaleza de la animación. Así este juego para Mega Drive está realmente animado. Disney ya había usado técnicas digitales para colorear películas como La Sirenita y Virgin ya había desarrollado este proceso para digitalizar animaciones. Al principio Disney fue reticente con ceder dibujos a Virgin, pero los equipos acabaron integrándose bien. Disney cedió animadores y hasta fondos de la película.  El arte fue digitalizado intacto y se usaron hojas de exposición para guionizar la animación, lo cual permitió al equipo de Disney trabajar más cómodo.

El motor que Dave Perry había diseñado para Cool Spot y mejorado para Global Gladiators o Jungle Book fue mejorado para el desarrollo de Aladdin. Los detalles gráficos son abrumadores. Con unos sprites grandes y animados que transmitían la sensación de jugar a un largometraje de Disney.  Partículas flotando en el aire, detalles en los decorados, guardias a los que se les caen los pantalones y muestran los calzones. El juego utiliza un sistema de plataformas cruzadas, algo que ya se vio en los Sonic de Mega Drive en que podías elegir más de un camino para terminar las fases. Pero aquí además las plataformas avanzan en Zig Zag. Tenía plataformas por detrás del decorado, ocultando total o parcialmente a Aladdin. Había trampas e interruptores ocultos, profundidad 3D en un escenario 2D.

El juego también incluyó algunos arreglos musicales de la película, junto con piezas originales compuestas por Donald Griffin y Tommy Tallarico. Tallarico conocía la habilidad con que algunos compositores como Yuzo Koshiro habían usado el canal de sampler de Mega Drive en vez del chip de sonido, con el cual había sampleado un teclado Roland para la banda sonora de Street of Rage. Tallarico encargó a Griffin las piezas musicales, cinco de la película y otras cinco originales del juego que adaptó a MIDI.  Tallarico las fue adaptando nota a nota para que se perdiese la menor calidad posible con el menor espacio. Cuando el juego fue presentado muchos pensaron que llevaba un chip de sonido interno, pero solo fue un concienzudo trabajo con el chip de sonido de Mega Drive.

A nivel jugable, es un plataformeo muy enfocado a la acción donde Aladdin salta, trepa, y combate cual Príncipe de Persia. Los escenarios se inspiran en los de la película, calles y tejados de Agrabah, la cueva de las maravillas, las mazmorras del sultán, y el palacio. Guardias del sultán y algunos animales nos entorpecerán el camino. Aladdin se puede defender con una espada, o lanzando manzanas que puede ir recogiendo. También recoge gemas que pueden proporcionarnos vidas o créditos para continuar. Hay dos pantallas de bonificación, una del genio y otra de Abu que sirven para ganar premios como vidas o energía. Como crítica tal vez la poca presencia del Genio en el juego siendo el personaje más carismático. Esto parece ser debido a discrepancias entre Robin Williams (la voz del Genio en Aladdin) y Disney sobre la explotación del personaje en el videojuego.  El título es jugable y fluido aunque a veces las físicas son algo tramposas, y da la sensación de que te hieren sin tocarte. Esto aumenta la dificultad aunque nunca llega a ser desesperante. En cuanto a dificultad es algo intermedio, no resulta frustrante pero tampoco es un paseo y además el nivel es ajustable en las opciones. El juego no es especialmente largo pero sí es rejugable para buscar secretos dada la cantidad de recovecos y zonas escondidas que tiene.

Virgin pudo completar el juego antes de la fecha límite y fue lanzado para Mega Drive en noviembre de 1993. El juego se presentó en el CES de Las Vegas de enero de 1993, con un enorme fiestón en el que el mismísimo David Branson fundador de Virgin se disfrazó de sultán. El juego fue premiado como Mejor juego de Mega Drive de 1993 por Electronic Gaming Monthly;  también le otorgaron el de Mejor Animación. Mega colocó el juego en el puesto número 12 en sus juegos Top Mega Drive de todos los tiempos. Vendió 4 millones de copias en todo, lo que lo convierte en el tercer juego más vendido de Mega Drive de todos los tiempos, después de Sonic the Hedgehog y Sonic the Hedgehog 2. Para cualquiera que desee comenzar una colección de Mega Drive este juego debería tenerse en cuenta. Y es fácil de encontrar de segunda mano completo por unos 20 euros.

 

Aladdin Super Nintendo

Aladdin Super Nintendo

 

Aladdin Super Nintendo, el juego de Capcom.

Mientras Virgin y Disney se afanaban en crear el juego de Mega Drive, al otro lado del Pacífico, Capcom se encargaba del juego para la 16 bits de Nintendo. En aquella época esta empresa tenía en exclusividad los derechos de los juegos de Disney para consolas de Nintendo, así que otorgaba a los japoneses el derecho a desarrollar el juego sobre sus películas o cartoons. Así Shinji Mikami se pondría al frente del proyecto. El juego para el ‘cerebro de la bestia’ es en esencia un plataformas más tradicional que el de Mega Drive, donde saltar balancearse y hacer más de una acrobacia serán imprescindibles para pasarse el juego. Aladdin no tiene espada (lo cual también sucede en la película), y únicamente puede recoger manzanas para lanzarlas o saltar sobre los enemigos.

El juego para Super Nintendo resulta un juego muy cuidado con unos sprites muy coloridos, aunque más típicos de un videojuego de la época y la sobrada experiencia de Capcom en las plataformas lo hace un título muy jugable. A grandes rasgos repite las escenas de la película con algún añadido propio de Capcom como una pirámide egipcia, o un mundo surrealista donde el Genio nos guía. El Genio aparece también a lo largo del juego en una ruleta de la fortuna que nos puede otorgar varios power ups. Para conseguir el final perfecto tenemos que conseguir 70 diamantes rojos a lo largo del juego además de terminar todas la fases y jefes. Posee una baja dificultad, lo que choca un poco con la filosofía Capcom de la época, pero su director quiso hacer un juego más pensado para el gran público que era el que vería la película. Así añadieron el salto sobre los enemigos como una forma de bajar la dificultad.

Aladdin para Super Nintendo llegó a las tiendas en EEUU y Japón en Noviembre de 1993 y a las de Europa en Enero de 1994. Fue bien recibido por la crítica. Electronic Gaming Monthly le otorgó un 33 de 40 y Nintendo World Report dijo que “Capcom realmente hizo un gran trabajo con este juego de Super Nintendo”. Comercialmente también tuvo éxito con 1.8 millones de juegos vendidos, siendo después de las versiones de Street Fighter II el juego más vendido de Capcom. Años después Shinji Mikami declaró a Polygon “si no hubiera hecho el juego de Super Nintendo seguramente me habría comprado el de Mega Drive” destacando la calidad de la animación del juego de Virgin.

 

Aladdin Game Gear

Aladdin Game Gear

 

Aladdin Game Gear, el juego de Sims.

Recordemos que la producción del juego Aladdin de Virgin nace a iniciativa de Sega que en esos momentos se hace con los derechos de la película para sus consolas, así que como ya tenía los derechos no quiso dejar sin adaptación a sus consolas de 8 bits. Sega encargó a SIMS -Master of Darkness, Out Run 2019- el desarrollo de la adaptación de la película. Llevamos dos juegos repasados y resulta que este discreto juego de 8 bits es el más fiel de todos a la película de Disney. El juego tiene mucho de visual novel con toneladas de texto que vamos pasando y donde se nos cuenta de forma simplificada el guion de la película. Se van intercalando escenas jugables de acción, arcade o plataformas. Tenemos que esquivar guardias y barriles en las calles, saltar entre tejados, esquivar lava y rocas sobre la alfombra voladora o todo lo que nos va lanzando el Gran Vissir, además de plataformear entre mazmorras o el gran palacio de Agrabah. Las escenas de plataformas tienen una jugabilidad cercana a Prince of Persia.

El juego llegó a las tiendas en febrero de 1994. En general recibió buenas críticas. GamePro lo nombró juego del año en Game Gear y Electronic Gaming Monthly le otorgó un 30 de 40. El juego está bien animado y es fiel a la película. Como críticas, demasiado texto y poca interactividad para el público occidental, y dificultad muy baja. Sega además encargó a Nexa la adaptación a Master System del juego de Sims. Es una simple adaptación a pantalla, colores y pad de la 8 bits de Sega que salió dos meses después del de Game Gear, por eso no la incluyo en la sección de ports.

 

Aladdin Game Boy

Aladdin Game Boy

 

Otras versiones

Una vez que el acuerdo Sega, Disney y Virgin concluyó, esta última versionó el juego de Mega Drive para DOS y Amiga 1200 en 1994. Las versiones para ordenadores eran idénticas a la de Mega Drive, con una banda negra superior que mostraba puntuaciones, vidas, manzanas y gemas que se van recogiendo.  Tenía alguna mejora en sonido en Amiga 1200 y en DOS si se usaban tarjetas de sonido, aunque tampoco hay tanta diferencia en este caso como solían mostrar los juegos para ordenadores Amiga. Se jugaba con teclado por defecto y se podían usar gamepads.

Tras el lanzamiento del juego Goof Troop para Super Nintendo a finales de 1993 el acuerdo de exclusividad de Capcom y Disney concluyó. Tras el fin del acuerdo de Disney y Capcom, Virgin encargó a NMS las versiónes de Aladdin para NES que salió en 1994 y para Game Boy en 1995.  Los gráficos muestran una gran fidelidad, la banda sonora es bastante razonable y el diseño de niveles es, al menos en espíritu, bastante fiel al original. Sorprende que la versión de NES tenga casi el mismo número de colores que Game Boy, lo que hace pensar que el port es el mismo y que solo adaptaron los colores y el tamaño de la pantalla.  Desafortunadamente estas versiones tienen problemas más graves que el del color. El juego es insoportablemente lento, los controles de Aladdin son lentos, la detección de colisiones a veces no funciona, el combate ha sido reducido y, a pesar de la fidelidad, esta versión dista mucho de las versiones mayores o incluso de la de Game Gear. Ambas son versiones rutinarias para cubrir el hueco que no destacan en nada.

 

Aladdin PC 2016

Aladdin PC 2016

 

Relanzamientos

Posteriormente en 2000 hubo una versión del juego de Virgin para Game Boy Color desarrollada por Crawfish. Incluía contraseñas para retomar la partida y se simplificaban algunos escenarios, y aunque mejoraba la primera versión de Game Boy, el juego sigue siendo algo lento, y extremadamente fácil.  Capcom adaptó el juego de Super Nintendo para Game Boy Advance en 2003. Esta versión añadió algunos niveles, cambió la banda sonora, permitía guardar partidas e incluía una opción claro y oscuro.  La versión de PC se relanzó en 2016 en la plataforma GOG para Windows, Mac y Linux, se trata de un DOS BOX encapsulado, teniendo algunos problemas de sonido, y resultando en un juego algo lento y con peor resolución que la versión de Mega Drive.