Nuevo año nuevos juegos de cartas. La sombra de Slay the Spire es alargada, y emular su éxito no va a ser nada fácil. Sin embargo, nunca hay que dejar de intentarlo, y por eso títulos como Spellsword Cards: DungeonTop son tan bien recibidos, al menos por mi parte. A pesar de haber entrado hace nada en early access en Steam, estamos ante un juego que apunta maneras. Veamos que nos ofrece.

Spellsword Cards: DungeonTop es dos cosas: primero, es un juego de construcción de mazos; segundo, es un juego de estrategia por turnos. Aunque la estrategia sea importante, sin las cartas sería un juego demasiado pobre. Y al contrario lo mismo. Es la combinación de ambas lo que lo hace especial e interesante, aunque aún le quede un gran camino por delante. Por ahora el título ofrece dos personajes, que se pueden jugar con dos estilos y barajas distintos. 

Antes de comentar como funciona la jugabilidad, quiero comentar algo igualmente importante para un Early Access, la cantidad de contenido disponible en este momento. Y por ahora va un poco justo, algo normal en los Early Access. De los dos personajes, uno está bloqueado, y hay que jugar bastante -o tener mucha suerte- para desbloquearlo. Con cuatro barajas en total, más un buen puñado de cartas neutrales, el juego da para varias horas, pero puede llegar a ser un tanto repetitivo.

Pero vamos con la jugabilidad: empezamos con una baraja de un buen número de cartas, que pueden ser unidades, ataques o pociones. Por mucho que necesitamos las segundas o las terceras, son las primeras las que deberemos priorizar. En el campo de batalla es importante tener unidades a los que los enemigos puedan atacar. Si solo tenemos pociones y ataques, dejamos que el enemigo controle el campo de batalla. Eso significa más enemigos que nos pueden atacar, y menos formas de bloquear para nosotros. 

El combate se desarrolla en una cuadrícula, siempre cuadrada o rectangular, dependiendo del combate. Las unidades se mueven un cuadrado por turno, aunque no se pueden usar nada más sacarlos. Cada carta tiene sus características, y por supuesto podemos hacer combos con nuestras cartas. Esta es otra razón por la que las pociones y las armas están un paso por detrás; no te permiten hacer prácticamente combos, son cartas mucho más individuales. En las cartas de criatura es donde está la chicha del título. 

Las dos barajas del personaje básico, que ha sido con el que he jugado, funcionan de la siguiente forma. El básico trata de potenciar a las criaturas que tienes, sacando otras que les dan más ataque o algunas que protegen a las más poderosas. Es sencillo de entender pero difícil de dominar. El segundo mazo permite hacer uso de sacrificios de tus propias unidades para potenciar otras y destruir a tus enemigos. Por supuesto se pueden añadir cartas, mejorarlas y quitarlas del mazo. Como primeras ideas funcionan bien, pero le falta bastante trabajo.

Visualmente es un título muy humilde, con arte oscuro pero bien elegido para las cartas. Lo que me ha sorprendido es su estabilidad; normalmente los juegos en Early Access fallan o como poco funcionan mal. En Spellsword Cards: DungeonTop no pasa nada de eso. En resumen, es un título a tener en cuenta, quizás no ahora mismo, pero con lo que tienen planeado estoy seguro de que llegará a ser un gran título.

 


Estas impresiones han sido realizadas mediante una copia cedida por One Up Plus Entertainment