En 33bits parece que en los últimos tiempos le hemos cogido el gusto a uno de los géneros más antiguos: los shoot ‘em up. Hace poco pasaba por nuestras manos algunos shooters como Super Hydorah, R-Type Dimensions EX, o Sky Force Anniversary. Hoy nos ocupa otro más, aunque con una diferente aproximación al género, Stardust Galaxy Warriors: Stellar Climax, que después de debutar en Steam en 2015, y un año después en consolas de sobremesa como PlaStation 4 y Xbox One, ahora nos ha llegado a Nintendo Switch, la híbrida de Nintendo, consola que poco a poco esta llenando su biblioteca con varios representantes del género, como los antes citados, u otros como Ikaruga, Sine Mora EX, o Astebreed.

Parece que el género en constante retroceso desde los 90, muestra buena salud a día de hoy, y a pesar de estar reservado para cierto tipo de público específico, está encontrando en los desarrolladores indies, y en las tiendas online su lugar idóneo, y particularmente Switch se está nutriendo bien de ellos.

El juego que nos ocupa, Stardust Galaxy Warriors: Stellar Climax, es un shooter de desplazamiento lateral de acción 2D aunque tanto los escenarios como los elementos en pantalla están diseñados en 3D. A su vez incorpora mecánicas a su género como el ataque de melee, más propias de un brawler, aunque hay que decir que complementan perfectamente y que tampoco es la primera vez que vemos esto en un shoot ‘em up.

Antes de profundizar en lo que el juego de los fineses Dreamloop Games nos ofrece, hay que destacar que a pesar de en cierta manera seguir la estela de los “euroshmups”, mayor importancia en el apartado audiovisual que en el diseño jugable, el efecto negativo de estos no es tan acusado, aunque en ciertos momentos puntuales nos daremos cuenta de que se nos estan poniendo enemigos delante sin ton ni son, sin seguir ningún diseño jugable o patrón, siendo un poco injusto, aunque afortunadamente esos momentos no abundan, pero los desarrolladores quizá deberían haber tenido esto en cuenta.

 

 

En Stardust Galaxy Warriors encontraremos un shooter con varios modos de juego, que además puede ser jugado cooperativamente hasta cuatro jugadores, y además el juego parece especialmente diseñado para sacar su máximo partido con más de un jugador. Disponemos de cinco mechas, cada cual con unas características únicas diferentes, que además se podrán ir mejorando y personalizando durante el juego. Blue Falcon es el artillero pesado, Red Tiger basa su fuerza en ataques melee, Silver Wolf es el más rápido, Black Bear el de mejor defensa, y finalmente Amber Fox que es más equilibrado. Esta variedad en el tipo de personaje a elegir está orientada claramente al juego multijugador cooperativo, para un sólo jugador quizá pierda su gracia, aunque se agradece que se tenga cierta variedad donde elegir.

Una vez elegido nuestro mecha, tendremos que elegir entre un arma primaria y un arma secundaria y finalmente estaremos preparados para afrontar las hordas enemigas. Esto será con nuestras armas primaria y secundaria, con nuestro ataque especial cuando la barra se haya cargado, y con nuestro ataque cuerpo a cuerpo, un ataque de melee con una espada donde más nos exponemos pero que destruirá casi todo lo que toque. También se han introducido en el juego pequeños elementos RPG, y ahora además de los potenciadores durante el juego, y las mejoras permanentes que conseguiremos al acabar cada nivel, o que podremos comprar a un mecha mercante entre niveles, veremos que las stats pasan a tener importancia en elementos como el daño que causamos en función del porcentaje bajo de vida que nos quede. Cada mecha contará con un escudo de energía que se irá recargando poco a poco, y que si lo perdemos dejará al mecha expuesto a los disparos enemigos y por lo tanto a su destrucción.

En el modo campaña, el juego gira en torno a una historia simple y recurrente: somos de la fuerza de policía galáctica y tenemos que salvar el mundo a lo largo de 10 niveles con sus respectivos jefes, el argumento se irá desarrollando entre niveles con viñetas de un estilo muy similar al manga japonés y dosis de humor. En el modo Gauntlet jugaremos en un modo infinito, hasta donde podamos sobrevivir. El modo Strike es similar al anterior pero añadiendo la compra de mejoras para el mecha, como mayor vida, mayor escudo, más velocidad… y finalmente el modo Challenge nos propondrá ciertos retos y objetivos a cumplir para poder superarlos.

 

Y si por algo destaca también Stardust Galaxy Warriors, es por su increíble accesibilidad, dejando modificar casi todos los parámetros de la partida: vida, escudo, daño, armamento, enemigos, ritmo de aparición… podremos prácticamente diseñarnos la partida a nuestro gusto, desde convertirlo todo en un infierno digno de los danmaku, o crearnos una experiencia más accesible y benévola para los jugadores sin experiencia previa en el género. Esta opción de modificar los parámetros del juego es de agradecer a la hora de que el género no sea tan hermético y es una buena puerta de entrada para nuevos públicos que no han probado este tipo de juegos por su fama de difíciles. Todo un acierto.

En el apartado audiovisual nos encontramos un espectáculo para los sentidos. Un apartado artístico que bebe directamente del estilo anime, mechas muy bien diseñados, enemigos bien realizados, aunque no hay gran variedad de ellos, y fondos en algunos casos preciosos que se combinan con muchísimos efectos como los disparos, explosiones, choques que nos dejarán sorprendidos y que se mueven con una fluidez absoluta.

En el apartado sonoro nos acompañarán efectos más que correctos y melodías muy electrónicas y cañeras que casan a la perfección con el frenetismo y la acción del juego.

 

 

Stardust Galaxy Warriors es un buen juego, agrega ciertas mecánicas de otros géneros a su core y lo hace adecuadamente. Es divertido, sobre todo si se juega entre varios jugadores que es cuando la variedad de mechas y sus características complementarias tienen sentido. Le pesa en algún momento el mal endémico de los “euroshmups”, un diseño algo deficiente de algunos tramos donde los enemigos se han colocado por poner, sin pensar en un diseño óptimo, aunque en este título no es tan acentuado. Sin embargo en lineas generales es un juego muy recomendable, sobre todo su vertiente multijugador, donde el juego realmente brilla, y con un apartado audiovisual potente, y una jugabilidad que convence a pesar de lo antes dicho. Podemos decir que si somos seguidores del género shoot ‘em up, estamos de enhorabuena por que sigan llegando a todas las plataformas posibles propuestas como esta.

Podemos hacernos con Stardust Galaxy Warriors: Stellar Climax en la eShop de Nintendo Switch a tan solo 9,99€, un precio irresistible para los amantes del género o para los jugadores que sientan curiosidad por el género debido a su gran accesibilidad.