Desde que vi Tormented Souls hace un año me sentí atraído por él, pero mi deseo se acrecentó cuando pude probar la demo publicada durante el reciente Steam GameFest pues su jugabilidad me recordó instantaneamente a los survival-horror que tanto añoraba. Fue entonces cuando comencé a contar cada uno de los días restantes para el lanzamiento de esta joya y es que en el mundo de los videojuegos a veces salen obras realmente buenas, como es el caso de Tormented Souls. El juego que han desarrollado los chilenos de Abstract Digital y Dual Effect, con el apoyo de PQube, poco tiene que envidiar a los grandes titulos de antaño.

Para quien no lo sepa, el Survival-Horror es un género inspirado en la ficción de terror que se centra en la supervivencia del personaje, mediante guardados limitados o escasez de munición. El promotor del género fue ni más ni menos que Alone in the Dark, tras el cual surgieron otros grandes juegos como Resident Evil o Silent Hill. Pues bien, Tormented Souls tiene todo lo necesario no solo para ser un lanzamiento muy bueno, sino también un referente del género.

¿Winterlake?

Está vez tendremos la suerte o la desdicha de llevar a Caroline «Detective» Walker, la cual recibe una carta relacionada con un caso en el que investiga una extraña desaparición. Caroline sigue la pista y es conducida hasta la misteriosa mansión de Winterlake, pero al entrar por la puerta es golpeada e inducida a un tenebroso sueño, hasta que un día a media noche despierta desnuda en una bañera y conectada a equipamiento médico en estado decrépito. Nos toca recorrer Winterlake y ayudar a Caroline a desvelar el horrible secreto que la vieja mansión aguarda.

Visitando los entresijos de Winterlake.

Una oda a los survival-horror clásicos

Mecánicamente, el juego bebe muchísimo de los survival horror de los 32 y 128 bits, tanto es así que en numerosas ocasiones podremos sentir como Tormented Souls nos transporta a la edad dorada del genero, captando su vieja esencia gracias a elementos tan icónicos como los planos fijos con camara dinamica, siguiendo la estela de clásicos como Dino Crisis o Resident Evil Code: Veronica.

Encontraremos que el desarrollo del juego es bastante lineal a pesar de poder ir de un lado a otro de la mansión. Las «misiones principales» nos las otorgará el cura del pueblo, que se encuentra en el interior de Winterlake. Por otra parte, Caroline podrá profundizar en el misterio cogiendo diversos documentos y aprendiendo un poco más acerca de la mansión y de quién habitó en ella.

Nuestro inventario en esta ocasión estará dividido en 3 apartados: objetos comunes, objetos clave y documentos. Los objetos podrán usarse, examinarse y combinarse en algunos casos. Pero si algo he extrañado es la ausencia de gestión tan típica del género, ya que, dada la poca cantidad de objetos que llevaremos encima y al gasto de recursos, raras veces tendremos el problema de la falta de espacio. Además, tampoco encontraremos ningún baúl para almacenar nuestros objetos.

¿Habrá que poner este corazón en su interior?

Por otra parte, encontramos que Winterlake es una mansión enorme, cientos de puertas estarán cerradas y necesitaran de nuestro intelecto para ser abiertas. Algunas veces la solución la tendremos delante de nuestros ojos, pero otras veces tendremos que buscar objetos y combinarlos para accionar alguna que otra palanca o que sé yo, lo mismo abrir una puerta secreta, por lo que vuelven los famosos puzles encontrados en las grandes sagas, algo que encontramos muy presente también en el videojuego SONG OF HORROR el cual podréis encontrar reseñado por mi compañero Diego.

Además, el juego utiliza un sistema de guardado similar al que caracteriza a la saga Resident Evil, pues para guardar tendremos que gastar cintas de carrete y no es que dichas cintas abunden. Todo lo que no hayamos guardado en la cinta lo perderemos en caso de morir avanzado. Por ello recomiendo no ir guardando al tuntún y dosificarlas bien.

Por otra parte, encontramos que el juego cuenta con una perfecta compatibilidad con mando, es más, yo incluso recomiendo que lo uses para disfrutar de la experiencia que te aguarda.

Finalmente, no puedo evitar el hacer referencia de alguna u otra forma a Silent Hill, ya que en este título también encontraremos dimensiones paralelas. Podremos alcanzar esta realidad atravesando espejos, un recurso muy utilizado cuando viajar a otros mundos se trata. Algo que también encontramos en el reciente The Medium, el cual fue lanzado el año pasado.

Sistema de guardado que nos recordará a las famosas máquinas de escribir de Resident Evil.

Apartado técnico

Visualmente Tormented Souls te entrará por los ojos desde el primer momento que entras en la mansión, pues un aire de nostalgia te invadirá. Haciendo uso del motor gráfico Unity3D, el juego posee unos gráficos entrañables con colores oscuros y un juego de sombras perfecto para meterte de lleno en las lúgubres estancias de Winterlake. Si he de destacar alguna pega el único detalle que falla es la sobrecarga de elementos en algunos escenarios.

Otro detalle que no me ha terminado de cuajar es el diseño de Caroline, pues parece la típica mujer anime estereotipada que todo el mundo querría tener de novia y esto mismo podría sacarte de la experiencia, haciendo que el contraste entre nuestra protagonista y la mansión no resulte del todo atractivo.

En el apartado sonoro, el juego cuenta con sonidos espeluznantes y una música de lo más tenebrosa para meternos de lleno en el ambiente. En cambio, en los lugares seguros encontraremos una música más alegre para indicarnos que hemos entrado en una zona segura. Además, el título viene subtítulado en múltiples idiomas, entre los que incluimos español de España.

Conclusión

Sin duda entrar de lleno en Winterlake es una gran oportunidad para jugar un gran survival-horror. Todos y cada uno de los detalles con los que cuenta Tormented Souls hacen de este un gran survival-horror de los que llevamos años sin ver.

El precio, al ser un título indie, es de 20€ en su versión digital y 35€ en su interesante versión en formato físico y su buen desarrollo y la cantidad de horas que nos ofrece son más que suficiente para justificar dicho desembolso. El juego puede ser completado en una media de 12 horas en el primer recorrido, los puzles cuentan con cierta dificultad y es bastante fácil que te quedes atascado. Hacer un segundo recorrido nos costará unas 6 horas. Un detalle que me ha gustado bastante a la hora de rejugarlo es que la localización de los objetos claves no sea siempre la misma y vayan alterando dentro de las habitaciones. Para los más completístas, el juego cuenta con sistema de logros y tres finales.

Tormented Souls es uno de los mejores survival-horror de estos últimos años y un título indispensable para los fans del género, que además tendrán la opción de hacerse con la edición física gracias a Meridiem Games.

 


Este análisis ha sido realizado mediante una copia cedida por el publisher