La segunda jornada de la Overwatch League nos ha dejado todavía más interrogantes que la semana inaugural. En una entrevista post partido, Jake declaró que con el meta actual cualquier equipo puede ganar. Lo cierto es que a duras penas hay equipos que luzcan imbatibles o que por lo menos dominen el juego, de forma que el 90% de la liga se compone de una clase media donde los equipos se dividen entre los que tienen potencial para ser campeones y los que están destinados a caer en el fondo de la tabla. Sin embargo, los partidos acaban decididos por combos sobre la bocina, jugadas destacadas que a duras penas promedian una sola aparición por encuentro, pero que llegan en el momento idóneo.

Otra lectura de la semana es lo mucho que están sufriendo los tanques coreanos ahora que Reinhardt es la estrella del meta, relegando a Winston a un papel secundario. Por otro lado, las composiciones con triple DPS y Hammond como tanque principal cada vez tienen más presencia y Chengdu Hunters ya tiene a nuestro querido hámster como una de las piezas clave de sus estrategias. Pero los entrenadores siguen apostando por el meta de triple tanque – triple sanador. Ahora que nos damos un festival de Overwatch con 16 partidos semanales, nos preguntamos cuánto tardaremos en saturarnos de la misma composición, si es que no estamos ya cansados.

Washington Justice 2 – 3 London Spitfire

Gesture continuó con su batalla personal contra su propio Reinhardt y el equipo intentó las nuevas formaciones con triple DPS para evitar las carencias de su tanque estrella. Tras el poco éxito de las innovaciones y de ser arrasados en el segundo mapa, Spitfire parecía un equipo abocado al abismo hasta que decidieron sustituir a Birdring por Guard y poner a Profit con Zarya. A pesar de remontar un partido que parecía perdido, siguen las dudas hacia los campeones.

Janus no estuvo en sintonía con su nuevo equipo. Los compañeros no siguieron su agresividad y el coreano terminó desesperado intentando individualidades que nunca salieron bien. Washington pagó otra novatada al permitir una remontada ante un equipo que parecía en descomposición. Les queda el consuelo de ir mejorando semana a semana, con una alineación plagada de talento. El público fue el verdadero perdedor, ya que el partido más flojo de la jornada se alargó hasta el infinito.

 

Philadelphia Fusion 1 – 2 Florida Mayhem

Una de las conclusiones que nos dejó la primera temporada de la Overwatch League es el significado de baja por enfermedad cuando un equipo decide no alinear a uno de sus titulares. Pero en esta ocasión, probablemente Philadelphia haya dicho la verdad. No solo porque sacar a suplentes en la segunda semana de competición dando por muerto al rival es una temeridad, sino también porque Elk tuvo que jugar a un héroe que no es su especialidad. Su uso del ultimate fue en líneas generales bastante cuestionable y sus errores de posicionamiento sentenciaron a Philadelphia en el último mapa. Sin embargo, es injusto reprocharle al británico la derrota, ya que perder ante Florida nos da una idea de lo mucho que tiene que mejorar Fusion para volver a ser un equipo de playoffs.

Sigo pensando que Florida es conjunto terriblemente mal entrenado que sigue sin dar pasos adelante a pesar de los continuos fichajes para mejorar la plantilla. Pero a orgullo no les gana nadie y siempre es especialmente placentero ver a descartes de otros equipos lucirse y pelear contra los mejores.

 

Guangzhou Charge 4 – 0 Dallas Fuel

Con la exhibición de AKM la semana pasada todavía en caliente, Aero continuó dándole un trato de suplente y Effect salió como titular. Quizás era una decisión lógica por la composición de triple DPS que tan de moda está en Busan y que iba a dar la ansiada oportunidad de volver a jugar Tracer, pero la estrella coreana fue completamente superada en el uno contra uno al enfrentarse a un tanque jugando a su héroe predilecto. Con AKM, Dallas se sintió mucho más cómodo a la hora de jugar el meta y a pesar de no ganar ningún mapa, la sensación de mejora fue evidente. El equipo tejano acusó cierta falta de imaginación a la hora de ejecutar sus combos, que fueron demasiado predecibles y básicos para Guangzhou.

Tras el extraño partido contra Chengdu, por fin vimos de manera constante a su formación GOATS en acción y lo cierto es que Charge es uno de los pocos equipos que da la sensación de poder ser dominante en este meta. Y es una pena, porque Shu dio muestras de ser la mejor Ana en este primer cuarto de liga. Para un mapa donde podemos ver a uno de los héroes más interesantes de Overwatch, la realización tendría que haberse quedado todo el rato con la perspectiva de Shu.

 

Seoul Dynasty 4 – 0 Chengdu Hunters

El abultado marcador no hace justicia a un encuentro igualado y cargado de emociones. Que Seoul saliese victorioso de todos y cada uno de los mapas demuestra el nivel terrorífico que pueden alcanzar. No solo demostraron que saben como dominar el meta actual, sino que también pusieron en práctica diferentes composiciones para responder a las tácticas poco convencionales de Chengdu.

Los Hunters pueden tener una travesía muy complicada en este inicio de temporada por la falta de Jiqiren y YangXiaoLong, que siguen con sus problemas para conseguir el visado a Estados Unidos. Sin main tank, Chengdu apuesta por usar formaciones donde Wrecking Ball es el principal protagonista. Ameng tuvo una gran actuación a bordo del hámster y el equipo nos obsequió con todo tipo de jugadas atrevidas y divertidas. A pesar de llevarse un 4-0, Chengdu se quedó muy cerca de la victoria en todos los mapas, de forma que sus ideas sobre cómo jugar en la actualidad a Overwatch quizás no sean una locura.

 

Atlanta Reign 3 – 1 Toronto Defiant

Dafran volvió a divertirnos con otra estrategia poco ortodoxa. Su Bastion en Horizon frenó la buena inercia que llevaba Toronto y cambió las tornas de un partido complicado que pone a Atlanta entre los favoritos de la primera fase de la temporada. En cambio, con Zarya se mostró más irregular: en ciertas ocasiones se obsesionaba con llevar a cabo individualidades que nunca salían bien. Una vez se centró en ayudar al Reinhardt de Pokpo, Atlanta tomó la delantera en la guerra de las trincheras. El único dilema actual para Reign es elegir entre Kodak y Dogman para la titularidad, ya que ambos están siendo de los mejores Zenyattas de la liga.

Tras un espectacular inicio, el conjunto canadiense no paró de empequeñecerse hasta firmar la derrota final, fruto de la falta de ajustes una vez Atlanta dejó de cometer errores. En cualquier caso, su forma de jugar el meta se mostró bastante sólida, sin ninguna fisura que remarcar. Viendo las continuas idas y venidas de la mayoría de equipos, eso puede ser más que suficiente para acabar entre los ocho primeros.

 

New York Excelsior 3 – 2 Los Angeles Valiant

Fate se comió a Mano en el primer mapa y lideró sus Valiant para tratar de conseguir la primera victoria de la temporada. Sin embargo, Excelsior fue el verdadero dominador del meta durante el resto de mapas, haciendo gala de su habitual precisión a la hora de ejecutar los combos. El partido tuvo que decidirse en la ronda extra, a causa de lo mal que funcionó la formación de triple DPS neoyorquina en Volskaya. Esta es la asignatura pendiente para el líder de la Overwatch League, aunque en caso de seguir intentando este tipo de estrategias siempre pueden recurrir al banquillo, donde Saebyeolbe y Pine deben de estar muertos de aburrimiento.

 

 

Shanghai Dragons 3 – 1 Boston Uprising

43 partidos después, Shanghai Dragons firmó la primera victoria de su historia. Un evento que volvió loco al público y que fue ampliamente celebrado por los fans de los otros 18 equipos. Pero pronto las simpatías se terminarán, ya que Shanghai no solo aspira a enterrar la debacle del año pasado, sino a ganarlo todo. Diem puede ser una de las grandes sorpresas del 2019.

La regla que impide a Fusions jugar en lo que resta de fase es un sin sentido, pero dicha chapuza tiene un tamaño insignificante comparada con la gestión de la liga, que comunicó a Boston la inelegibilidad del jugador cuando el británico ya estaba en el escenario a punto de aporrear su teclado y ratón. El altercado condicionó la actuación de Uprising, que contempló sin tiempo de reacción como perdían a su main tank y shot caller. Y, aun así, por injustos que puedan parecer los factores externos, no deberían ser excusa ante una derrota que se originó por errores propios: el Reaper de Note que echó por la borda las opciones de Boston en King’s Row, la incapacidad de respuesta cuando el rival juega Sombra y la falta de agresividad en la guerra de trincheras a pesar de la superioridad numérica.

 

Houston Outlaws 3 – 1 Hangzhou Spark

Por fin Houston limitó a Linkzr al primer mapa para jugar DPS y apostó por Jake para el resto del partido en el papel de Brigitte. Y como muchos vaticinábamos, Outlaws marcó las diferencias en un encuentro muy igualado y sufrido. Spark podría haber forzado el quinto mapa de no ser por su extraño error de posicionamiento en Annubis, que condenó a la remontada del conjunto chino. Al final, pagaron los platos rotos por las ansias de ganar de unos Outlaws que, mirando el calendario que les espera, no pueden dejar de lamentarse por no haber empezado 3-0.

 

Los Angeles Gladiators 1 – 2 Paris Eternal

Paris confirmó las sospechas de ser junto a Vancouver los reyes del meta actual. El pobre Roar acabó desesperado ante el continuo acoso al que fue sometido por parte de Benbest y compañía. Un encuentro que debería haber terminado con el 0-4 para Eternal, pero el equipo francés descuidó el uso del ultimate más importante de la formación GOATS: el graviton. Soon lo usaba como si de una bomba de pulso se tratase, desperdiciando la mejor carta para ganar las batallas. Es un error que ya se ha visto varias veces en otros jugadores especializados en Tracer que ahora se ven obligados a jugar Zarya. Un detalle curioso de este meta es la capacidad de supervivencia que ofrecen los héroes con sus distintas habilidades, provocando escenarios donde se usan múltiples ultimates y nadie muere en el proceso. Con el graviton hay muchas veces que tiene más impacto desperdiciarlo que usarlo bien. Y eso a Paris casi le cuesta la victoria.

 

Philadelphia Fusion 1 – 3 Dallas Fuel

Jayne tenía razón en que la forma de jugar GOATS por parte de Philadelphia era basura. También se merece crédito por ayudar a su equipo a mejorar de forma considerable respecto al descalabro del primer partido. Pero al margen de las personalidades tan relevantes y del pique que llevan consigo estos dos equipos, el partido estuvo igualado a la baja. Nos divertimos, sin dejar de tener en mente lo mucho que van a sufrir tanto Fusion como Fuel durante esta temporada.

En el último mapa, hubo un momento donde Carpe se cambió a Widowmaker para pillar por sorpresa al rival y dar la vuelta a una batalla que parecía ganada por el equipo tejano. Acto seguido, volvió al rol habitual de Zarya. Segundos después, Philadelphia perdió el partido. La estrella coreana se une a la larga lista de DPS que se suben por las paredes al no poder lucirse con sus héroes favoritos ni ser capaces de hacer ganar al equipo con sus individualidades.

 

Vancouver Titans 3 – 2 Guangzhou Charge

Un partido increíble que no nos importaría en absoluto ver repetido en una hipotética final. Los Titans se vieron sorprendidos en el primer mapa por la formación triple DPS de Guangzhou, que son junto a Chengdu los que mejor llevan a cabo dicha estrategia. Una vez los mapas favorecieron al meta GOATS, Vancouver se mostró intratable, aunque pagaron caro su estilo arriesgado en el último mapa, cuyo resultado forzó la ronda extra de desempate.

Con esta actuación, Charge puede codearse con la élite de la liga y es de esperar que en las próximas jornadas consigan por fin un récord positivo. Uno de los grandes detalles exhibidos fue su plan para mitigar los EMP de Sombra: Ana escondida para usar el nano en el tanque y garantizar así la supervivencia del equipo. Ojalá los equipos tomen nota para que Ana siga incrementando su porcentaje de uso.

 

Chengdu Hunters 3 – 2 Florida Mayhem

Chengdu volvió a sorprendernos con una actuación divertidísima, liderados por un Ameng dando una clase magistral de cómo jugar Wrecking Ball. ¿Será Ameng uno de los jugadores más influyentes de Overwatch tal y como pasó con Miro y Winston? Quizás que Jiqiren no pueda viajar a Los Angeles es el sacrificio necesario para redimir nuestros pecados y poner fin a la hegemonía de GOATS.

Los Hunters merecieron claramente la victoria, pero en un mapa como Rialto es imposible ganar sin jugar Reinhardt de forma apropiada. Esto provocó que el partido se decidiese en el quinto mapa de desempate, donde Chengdu barrió sin problemas a Florida.

 

Hangzhou Spark 1 – 3 London Spitfire

Qué diferente luce London una vez Gesture puede usar a Winston durante todo el mapa. Parece que pueden volver a ser campeones y todo. Pero claro, en los tres mapas restantes se acabó la fiesta y volvió el sufrimiento. En un giro inesperado de los acontecimientos, Hangzhou desperdició la enorme ventaja que poseía en Numbani para transferirle a Spitfire la victoria épica que necesitaba para despertar. Tras el descanso, Spark aún tenía opciones de igualar el encuentro, aunque decidieron usar a Reaper y evidentemente perdieron. Esperemos que a partir de la próxima semana los árbitros cancelen la partida en el momento que un equipo se encabezone en jugar con Reaper.

 

New York Excelsior 4 – 0 Houston Outlaws

En Nepal, mediante la composición de spam con Jake jugando Hanzo y Danteh Pharah, los Outlaws estuvieron muy cerca de sorprender a los líderes de la liga. Tras ese primer mapa, retaron a Excelsior a jugar el meta y salieron vapuleados. Después del descanso y con la urgencia de sumar puntos para sobrevivir al choque, Houston empezó su ataque con la formación de triple DPS, pero decidieron volver a GOATS al ver a Mano con Winston, ganándose los fuertes abucheos del público. Seguramente hicieron lo correcto, aunque ya que New York estaba en modo apisonadora, podríamos habernos divertido viendo algo diferente.

 

Toronto Defiant 2 – 1 Los Angeles Valiant

Valiant puede excusar su récord negativo en que se ha enfrentado a tres rivales complicados y que todos los partidos los ha perdido por la mínima. Pero cuando jornada tras jornada el resultado es el mismo, quizás no es solo mala suerte. Las épicas jugadas claves de Agilities con el reloj a cero son ahora imposibles al estar contenido en las redes de Brigitte. Se echa en falta una mayor flexibilidad, ya que mientras la mayoría de equipos prueban a Sombra para hacer frente a GOATS, Valiant no parece haber configurado su plantilla para elaborar este tipo de estrategias.

La semana pasada Ivy estuvo horroso con Zarya, así que esta jornada ha cogido a todos los buitres que fuimos a martirizarle y no ha dejado ni los huesos. Es muy difícil ganar batallas mediante puro talento individual en este mapa, pero Ivy lo hizo en Hollywood en una jugada para el recuerdo. Un golpetazo en la mesa del que probablemente sea el equipo más infravalorado de esta Overwatch League.

 

Vancouver Titans 3 – 1 San Francisco Shock

Si el duelo entre Philadelphia y Dallas fue un combate que supo a poco por estar igualado a la baja, aquí ocurrió todo lo contrario. Fue hasta poético que este espectáculo se diese en el último encuentro de la jornada. Cuando ya todos queríamos irnos a dormir y descansar del maratón de Overwatch, cuando de ver tanto GOATS ya había quien quería dejarse esto de los esports, Titans y Shock nos deleitaron con una clase maestra sobre cómo jugar el meta y encima hacerlo terriblemente entretenido y emocionante para el espectador.

Los de la bahía hicieron un partido espléndido, sin nada que reprochar. Pero cuando te pasa por encima un tren de mercancías poco se puede hacer.

 

Power Ranking de la semana 2