Los seguidores de los juegos de gestión estamos de enhorabuena, hace poco analizaba Megaquarium, salía a la venta Two Point Hospital y ahora un título de dinosaurios invade el mercado. A pesar de estar en early access, Parkasaurus derrocha calidad y variedad. Aunque aún le queda trabajo por delante, y varias cosas básicas (como el añadido de un modo campaña o de escenarios), pero la creación del parque es una de los mejores que he tenido el placer de probar.

Parkasaurus tiene un aspecto desenfadado y visualmente simplón, pero que no os engañe su aparente sencillez; se trata de un simulador muy profundo, con una gran cantidad de dinosaurios y de posibilidades de gestión. Como ya he comentado, por ahora solo tiene modo libre, pero en el mismo podremos trastear de manera extensa. El juego ofrece un divertido y ameno tutorial, con unos dinosaurios parlantes de lo más animado. Te explican las cosas básicas de cualquier juego de gestión, pero Parkasaurus no está exento de novedades. Algo que no había visto nunca es la importancia que le da el título a la intimidad de cada dinosaurio; si no somos capaces de darle lugares de reposo y relajación lejos de las miradas de los usuarios que visitan nuestro parque perderán felicidad progresivamente.

Otra de las novedades que jamás había visto en un juego de gestión es la necesidad de comprar comida para nuestros dinosaurios. No vale con poner un simple lugar donde comer, debemos ir a la tienda y comprar suministros, ya sea al momento o hacer un pedido que llegará diariamente. Las tiendas son fundamentales en el título, y muchos componentes que venden nos serán útiles para desbloquear nuevos dinosaurios.

Otra novedad es la inclusión de los viajes en el tiempo mediante portales y los descubrimientos de yacimientos en esos lugares. Esto nos permitirá acceder a un mini-juego simple pero divertido que nos permitirá descubrir huesos y otros elementos de antiguos dinosaurios. Estos elementos, junto a gemas que compraremos en las tiendas, serán nuestro modo principal de conseguir nuevos dinosaurios. Es un proceso lento pero seguro, y en pocas horas tendréis disponibles un buen surtido de dinos.

Dejando a un lado las novedades jugables, también existen algunas novedades más mecánicas. En este juego el tiempo importa, y cuando cae la noche nuestro parque se cierra, para que podamos hacer inventario y saquemos conclusiones de cuales son nuestros mejores (y peores) atracciones. En otros títulos nunca dejas de estar atento a cómo las cosas avanzan, pero en Parkasaurus el mismo título te ofrece un momento de paz, donde te anima a observar aquellas cosas que en otro momento más ajetreado pasarías por alto.

Parkasaurus usa un estilo visual realmente simple, con dinosaurios poco realistas que siguen un estilo «cartoon» bastante marcado (y tienen unos colores muy chillones). Estoy seguro de que a mucha gente no le gustará esta decisión, pero el estilo termina gustando, y un parque completo con este estilo puede llegar a ser realmente bonito. La música es simple pero efectiva.

Ahora mismo Parkasaurus es una compra estupenda; todo aquel al que le guste construir un parque sin límites va a estar gratamente sorprendido, y si le gustan los dinosaurios será como un  sueño hecho realidad. Aquellos a los que le gustan los retos deberán esperar a que añadan escenarios, pero viendo el producto actual, estoy seguro de que terminarán siendo muy buenos.

 


Este análisis ha sido realizado mediante una copia cedida por WashBear Studio